NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Durante el período vacacional, el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF) retiró a ocho menores de sus padres pues eran víctimas de violencia física y sexual, informó Rita Quiñones de Luna, directora del organismo asistencial.

Los reportes que se tuvieron fueron a través de la Secretaría de Gobierno, luego de llamadas anónimas, denuncias y otros medios.

De entre los casos, una llamada anónima alertó a la Procuraduría del Menor del SMDIF para que investigaran y se procediera sobre violencia sexual contra un menor.

Quiñones de Luna lamentó que no sólo se presentan casos de desatención por parte de los padres de familia, sino también de violencia física, psicológica y sexual, al verse en la necesidad de dejar a los hijos solos, o bien, en manos de las parejas de las madres, que son los principales abusadores.

“Sabemos que trabajar es una necesidad, pero también es necesario saber muy bien en dónde y con quién vamos a dejar a nuestros hijos, para que puedan ser cuidados en su integridad física y emocional”, insistió.

El mayor registro de casos de violencia contra menores se presenta en la zona urbana, mientras que en las comunidades son mínimos.

Los hechos más recientes fueron de dos niños que se dedicaban a acontecimientos ilícitos y al ser expuestos se decidió retirarlos de los padres, ya que los menores deben vivir en condiciones sanas, detalló Quiñones de Luna.

La directora del SMDIF aseguró que la intensión nunca es retirar a los niños de sus seres queridos, por lo que lo primero que se hace es buscar a una red familiar, como abuelos y tíos, para que se queden con los menores.

El tiempo que tarda una investigación para saber si los menores se entregan a una red familiar, a la Villa Infantil u otro resguardo, depende de las causas, pueden ser entregados de un día para otro, una semana o hasta meses.

“Para regresar a un niño a su entorno se les suele pedir a la red familiar o a los padres, si es el caso, mejorar las condiciones de vida, desde limpieza, separación de parejas o rehabilitación de adicciones. Los niños que están en la Villa Infantil al cuidado de madres religiosas tienen una condición excelente, afortunadamente las madres tienen vocación y atención”, expuso la funcionaria.


Deja un comentario