ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

ASÍ LO DIJO:

“No se puede asesinar a personas desde la concepción hasta el final de la vida; si permitimos esto, no nos extrañe después que los hijos asesinen a sus papás, así tan grave lo veo.”

 

Zacatecas.- Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, opinó que “por ningún motivo se puede justificar el aborto”, que calificó como “la violencia más injusta: el asesinato de un ser que no tiene cómo defenderse”.

En respuesta al apoyo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para el aborto por violación, Noriega Barceló sentenció que no está de acuerdo y afirmó que este acto violenta a la mujer como víctima.

Argumentó que, en estos casos, existen otras “salidas humanitarias”, entre las que mencionó la adopción o el apoyo por los padres para “sacar adelante a la hija y al nieto”.

“[El aborto] no es el mejor camino para luchar contra la violencia. Hoy vivimos tantas y tantas violencias y esto definitivamente no favorece la construcción de la paz”, enfatizó el religioso.

“No se puede asesinar a personas desde la concepción hasta el final de la vida; si permitimos esto, no nos extrañe después que los hijos asesinen a sus papás, así tan grave lo veo”, agregó.

Además, subrayó la importancia de respetar la objeción de conciencia de los doctores que se nieguen a realizar este proceso toda vez que, reiteró, “no se puede obligar a ningún médico, a ninguna enfermera a cometer un aborto”.

“[La información] me parece que está demasiado sesgada; no favorece un derecho si no se defiende, no se vale hacerlo a costa de la negación de otro”, complementó Sigifredo Noriega.

Defendió su postura en que “esto no es cuestión religiosa, es ética, de humanidad” y advirtió que el aborto “es lo peor que puede pasarle al ser humano”.

Noriega Barceló reconoció que colabora en el Consejo Interreligioso del Estado, así como con el Frente Nacional por la Familia y otras asociaciones que recientemente se han manifestado en contra de la aprobación del matrimonio igualitario y de la legalización del aborto.

El obispo de la Diócesis de Zacatecas informó que el objetivo de este grupo es luchar por “valores comunes” y evitar que en el estado se aprueben las iniciativas impulsadas por organizaciones a favor de la diversidad sexual y feministas.

Detalló que la unión entre las iglesias, en la que destacan las variantes católica, cristiana, evangélica y mormona, se ha organizado con el propósito de defender al estado de lo que consideró “sobrepasa cualquier confesión religiosa”.

“Lo hacemos porque hay valores comunes que no podemos permitir se pierdan, porque la sociedad en general sería la que sufre las consecuencias. […] Si luchamos a favor de ciertos valores, creo que este puede ser el mejor siglo, que estamos buscando un bien común y no el bien de unas cuantas personas”, concluyó.


Deja un comentario