SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

Marcos Salvador Ibarra Infante, ex funcionario federal de Sedesol y Sedatu, actualmente no es testigo en el caso que sigue la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de Rosario Robles Berlanga, afirmó ante NTR Medios de Comunicación Arturo Alonso Pérez a nombre del despacho de abogados de San Luis Potosí Alonso et Alonso.

Por su parte, Ibarra Infante confirmó las declaraciones de Alonso Pérez y, en exclusiva para NTR, declaró: “no estoy vinculado a proceso ni estoy en ningún proceso de atestiguar”.

Asimismo, el abogado Arturo Alonso explicó que “su testimonio no está como testigo protegido ni como testigo colaborador, en nuestra investigación han salido elementos que le sirven a la Fiscalía. De hecho, toman de las diversas carpetas los testimonios con los que integran la carpeta con la que ha sido acusada Rosario Robles”.

De igual manera, insistió que los actos de defensa del ex funcionario federal “sirvieron para quitarse las broncas en que lo metieron, además, de mala manera, no es culpa de él [Marcos Ibarra], ni se hizo premeditadamente en ese sentido, ni se ha señalado directamente a la señora [Rosario Robles].

Además, consideró que Ibarra infante “es una víctima de esto porque suplantaron su identidad y funciones que tenían personas que desconocemos quiénes serían”.

Por tal motivo, el abogado informó que se interpuso una demanda contra quien o quienes resulten responsables de los delitos de falsificación de firma y suplantación de identidad.

El abogado añadió: “dentro de nuestros actos de investigación él dice: ‘yo nunca firmé, mi dependencia nunca requirió el servicio, nosotros nunca hicimos una solicitud de pago en ese sentido”.

También mencionó que, de acuerdo con su cliente, se notificó de estas irregularidades a su entonces jefa, Rosario Robles, “le comunicó por escrito, denunció ante el órgano y ante la procuraduría”.

Insistió que “[su cliente] es una víctima indirecta de la Estafa Maestra […] porque había un filtro que no dejaba que las observaciones de la Auditoría llegaran a los servidores públicos. Obviamente esta persona, como filtro, [está] vinculada con los que hacían toda esta maquinaria”.

En silencio

Marcos Salvador Ibarra Infante, quien fuera director general adjunto en la Unidad de Coordinación de Delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y luego director General de Coordinación de Delegaciones en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dijo estar impedido para realizar declaraciones al respecto del caso contra Rosario Robles Berlanga.

En exclusiva para NTR Medios de Comunicación, Ibarra Infante aclaró que la carpeta de investigación y participación con la Fiscalía General de la República (FGR) es por la denuncia interpuesta, desde noviembre de 2018, por la falsificación de su firma en al menos seis convenios con diversas universidades por 313 millones de pesos.

Aseguró, además, contar con las pruebas que lo desvinculan de todo proceso legal y que en este momento no está vinculado a proceso penal ni en proceso de presentarse como testigo en el caso que se sigue contra Robles Berlanga.

Asimismo, puntualizó que presentará su testimonio cuando llegue el momento de tratar el tema de las firmas falsificadas.

DATOS

Marcos Salvador Ibarra Infante

Fue director general adjunto en la Unidad de Coordinación de Delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) hasta 2015.

Director General de Coordinación de Delegaciones en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) hasta 2018.

En esos cargos, presuntamente firmó hasta seis convenios, que suman en total 313 millones de pesos.

Uno con la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), contrato que forma parte de otra denuncia penal interpuesta en 2017. Cuatro con la Universidad Politécnica de Chiapas y uno con la Politécnica de Quintana Roo.


Los comentarios están cerrados.