ALFONSO CARLOS DEL REAL LÓPEZ
ALFONSO CARLOS DEL REAL LÓPEZ

Lo que viene en Salud

No está Usted para saberlo, ni yo para contarlo, pero en el Poder Legislativo federal se gestan una serie de cambios al sistema de salud del país que se va a poner bueno. Por lo menos en la discusión.

Si Usted, estimado lector, por alguna razón no está enterado, en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados puede encontrar el texto de una iniciativa “Que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de las Leyes General de Salud, de Coordinación Fiscal, y de los Institutos Nacionales de Salud, presentada por el diputado Mario Delgado Carrillo, del Grupo Parlamentario de Morena, en la sesión de la Comisión Permanente del miércoles 3 de julio de 2019”, que será la base de toda la discusión sobre el asunto.

Como he escrito en otras ocasiones, el tema no es menor. Y lo digo con conocimiento de causa, porque hace no mucho tiempo tuve la oportunidad de escuchar de voz de varias autoridades locales, de mi propia familia y, sobre todos, de mucha gente que busca la atención en salud, algunas de las circunstancias complicadas que se viven en Zacatecas y en general en el país, respecto del funcionamiento del sistema de salud.

Y mire: no es casualidad que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en las giras que durante los últimos meses ha realizado a diferentes estados de la República, haya considerado hacerse presente en espacios, lugares y regiones donde la cobertura en salud ha tenido determinadas dificultades.

Pero volvamos a la iniciativa del Diputado Mario Delgado. Por lo pronto quiero detenerme en la exposición de motivos de ésta, porque va dando luz de la construcción de los argumentos enfocados a dejar atrás el llamado Seguro Popular para avanzar a otro modelo. Y comienzo a citar textual. Y vamos por partes.

El documento lo puede encontrar en http://gaceta.diputados.gob.mx/Gaceta/64/2019/jul/20190708.html#Iniciativa18- señala que “En México, más de la mitad de la población carece de acceso a la seguridad social, lo que coloca a las personas afectadas en una situación de vulnerabilidad. Con la finalidad de resolver esa problemática y avanzar hacia el acceso universal a la salud se constituyó el Sistema de Protección Social en Salud, conocido como Seguro Popular, que entró en vigor el 1 de enero de 2004. Dicho modelo de financiamiento se complementó en 2007 con la creación del programa federal denominado Seguro Médico para una Nueva Generación, actualmente Seguro Médico Siglo XXI”. Lo señalado debe llamar la atención, pues a la fecha de entrada en vigor de esta medida gubernamental hace quince años, éramos alrededor de 107 millones de mexicanos; para 2015 éramos casi 120 millones de habitantes y hoy día debemos ser, según estimaciones, alrededor de 127 millones de mexicanos, 20 millones más que hace 15 años, lo cual implica una consideración importante respecto de esta política, si tomamos en consideración que persista la aseveración de la cita en cuanto a que “ más de la mitad de la población carece de acceso a la seguridad social”.

Por otro lado, el texto de la iniciativa dice que “El Seguro Popular más que un modelo de atención a la salud es un sistema de financiamiento, tal como lo muestran sus principales objetivos consistentes en: a) Atender los desequilibrios financieros y garantizar un financiamiento justo; b) Hacer frente a la segmentación del acceso a la atención a la salud; c) Disminuir la proporción de gastos de bolsillo en salud de los hogares mexicanos, y d) Reducir la prevalencia de gastos catastróficos por motivos de salud e incrementar la cobertura del aseguramiento en salud. El citado Seguro Popular se constituyó como un esquema de financiamiento tripartito, con una aportación del gobierno federal, una aportación de cada entidad federativa y, por último, la de las familias beneficiarias. El modelo conceptual del Seguro Popular, planteó la separación entre las funciones de regulación, financiamiento, administración del financiamiento, de las relativas a la adquisición de servicios y la prestación de servicios de salud”.

Así que, independientemente de lo que venga en cuanto a la discusión parlamentaria, debemos considerar algunos de los puntos señalados: primero, el financiamiento. Básico para toda política. ¿Cómo se perfila el esquema presupuestal? Posiblemente veamos elementos en el próximo paquete económico. Segmentación… ¿cómo atender a los derechohabientes en un país tan diverso como el nuestro? Segmentar significará separar para atender mejor. ¿Con qué estrategia? Luego, estamos hablando de participación de las entidades federativas. ¿Cómo le van a entrar los estados del país?

Son muchas interrogantes que irán surgiendo… y eso que solamente he citado un par de párrafos de la iniciativa. Pero créame que lo que viene en Salud será de pronósticos reservados.

 

 


Los comentarios están cerrados.