SILVIA ALVARADO|NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO|NTRZACATECAS.COM

OJOCALIENTE. Juan Manuel Guerrero Chávez sabe que como bombero lo único que tiene seguro es el riesgo.

El también paramédico desde hace 28 años, fue testigo de múltiples accidentes de los que aún no pierde la cuenta y suman 30 mil pacientes atendidos, 14 de ellos muertos, desde niños prematuros hasta adultos mayores.

Con responsabilidad y valor enfrenta incendios, accidentes vehiculares, traslados de pacientes, rescate de animales y partos.

Para él, estar a favor de la vida de seres humanos y animales es un lema y bandera con la que debe trabajar las 24 horas del día, a pesar de no tener el recurso humano y material: “todavía andamos ahí en jaque mate”, declara con gusto.

La memoria no le falla y si algo lo hace llorar es recordar cómo perdió su pierna tratando de sacar de un incendio a un niño de nombre Juanito, que resultó ser una pieza de yeso.

“Me acuerdo y me dan ganas de llorar […] fue en la calle Luis Moya […] un incendio a casa habitación en diciembre […] llega un viejito corriendo y gritando Juanito, mi niñito”.

Pese a que fue advertido por sus compañeros del riesgo de ingresar a la vivienda lo hizo, pero una clavo de 10 pulgas perforó uno de sus dedos, “no había ningún niñito […] me puse a vociferar”.

Su error como paramédico fue ponerse el mismo calcetín y la bota: “se infectó y por eso tengo mi pierna amputada”.

De cinco atenciones que brinda con su equipo, tres son accidentes y dos son personas en mal estado de salud, mismos que implican traslados a hospitales de la capital.

Uno en particular es recordado por este héroe sin capa, quien tuvo la fortuna de apoyar sin instrumentos a una mujer durante su parto, a bordo de la ambulancia de la Dirección Municipal de Protección Civil (PC).

“Ya viene coronando mi niño”, gritó el padre, “la subimos a la ambulancia y me arranco a Zacatecas”.

Fue antes de llegar a Trancoso cuando la mujer originaria de Pánfilo Natera, dio a luz a un niño que lleva en su honor el nombre de Juan Manuel y que hoy tiene 17 años.

“Esto te gratifica los esfuerzos que haces”, declaró el jefe Juan.

“Desgraciadamente”, así lo califica, el estado de las herramientas de rescate no son las óptimas.

Desde cámaras de llantas de tráiler y palos se convirtieron en un aliado para sofocar cualquier fuego.

“Nos encanta eso y si no tenemos las cosas ni la cuestión material o equipo para hacerlo, nos las ingeniamos”

A pesar de lo complicado que es para él llevar una doble vida (bombero y padre de tres hijos), “si volviera a nacer sería bombero otra vez sin pensarlo”.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Juan Manuel Guerrero Valadez

    Me da muchísima alegría saber que por fin reconocen la labor de mi padre, es un héroe, un excelente padre, y un profesional en su campo, a pesar de que perdió sus piernas nada lo detiene, es un ejemplo a seguir. Mi heroe

  2. Efectivamente es un gran ser humano , lo más admirable en el, es como se levanto despues de la perdida de su pierna y por todo lo que vino despues , las ganas de salir adelante y de seguir ayudando son mas fuertes que cualquier inpedimento ….es un gran orgullo verlo de pie y seguir con su lavor. Un gran ejemplo para muchos y un gran regalo para su familia FELICIDADES P.M. JUAN MANUEL GUERRERO lo GUERRERO no nomas lo lleva en el apeido sino en el corazón .

  3. Aún hay muchas cosas más que contar de Juan Manuel Guerrero (mi hermano) sería muy bueno se hicieran una secuencia de varios capítulos para contar tantas anécdotas y logros, como dio inicio en Ojocaliente a capacitación y entrenamiento de rescates, a pesar de que actualmente tiene amputadas ambas piernas , es completamente independiente sigue trabajando duro, da conferencias, imparte cursos va a rescates y sigue con su pasión en las rodadas en motocicleta.

  4. Amelia Valadez Ibarra

    Es muy grato tener estos héroes en nuestro pueblo que de pronto pasan inadvertido por los habitantes y no les damos el valor que se merecen sus acciones de valentía y el amor de servir y salvar vida, es triste ver como se expuso al querer salvar a un niño que al final resulto niño de yeso gracias por su valentía y su entrega a los demás aunque no lo conozco personalmente le admiro y le doy las gracias que Dios le siga bendiciendo

  5. Lo conozco desde niño, en su familia aprendió a ser una persona de buenos sentimientos. Su padre fue un buen ejemplo de honestidad y responsabilidad y su madre una gran mujer de muchos valores y altruista de gran nivel, tiene herman@s muy comparidos y profundamente educados dentro de grandes valores. Felicidades Juan Manuel Dios siempre estará contigo.