LUIS OLVERA ROSAS | NTRZACATECAS.COM
LUIS OLVERA ROSAS | NTRZACATECAS.COM

Bolsonaro nos da la impresión de los gorilas militares caricaturizados por el gran Rius. En México tenemos la confianza de que puede haber cambios fundamentales en todas las políticas nacionales por la 4T

Vamos a comenzar el artículo con una frase absurda y cretina:

“Los incendios forestales existen en todo el mundo y no pueden ser pretexto para sanciones internacionales”.

La frase la acuñó el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, este personaje misógino y discriminador racial que se ha puesto al servicio de los intereses de Donald Trump para detener el avance de las corrientes liberales sociales de los países de Sudamérica. Sufriendo tempranamente el rechazo de la población brasileña por sus acciones en contra de los derechos sociales ganados en los gobiernos de Lula Da Silva y Dilma Roussef.

La flexibilidad que ha dado a los grupos empresariales agrícolas y ganaderos para abrir tierras para cultivo e introducir ganado, prendiendo fuego a largas extensiones de selvas, por supuesto tuvieron sus consecuencias, desde 2018 ha sido queja de grupos ambientalistas serios.

Estos meses que son de sequía en países de Sudamérica sucedió lo explicable, grandes incendios en uno de los mayores pulmones del mundo, al igual que Trump, Bolsonaro desprecia el medio ambiente y ha pedido que organizaciones no gubernamentales ambientales hasta Naciones Unidas, diciendo en una forma feudal que las selvas son de Brasil.

Por eso hay serias preocupaciones de gobernantes de Reino Unido, Francia y Alemania de los sucesos de deforestación de la selva, Emmanuel Macrón ha culpado a Bolsonaro de haber mentido cuando minimizó las preocupaciones sobre el cambio climático.

Este gobernante brasileño tan autoritario y deshumanizado, ya tiene la respuesta internacional por su falta de actuación en un problema tan serio a nivel mundial por los incendios al correr el riesgo de que los Gobiernos de Francia e Irlanda amenazaran con no aprobar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur si Brasil no cumple sus compromisos de defensa del medio ambiente.

Peor le va con Finlandia, que propuso la posibilidad de imponer la prohibición a las importaciones de carne de Brasil, el problema es que otros países pueden seguir la acción.

Bolsonaro y otros países no han querido seguir indicaciones de la Organización Mundial Alimentaria, la FAO, en buscar una ganadería sustentable y la disminución de prácticas ganaderas que signifiquen la deforestación.

Sepa usted que la ganadería es una de las actividades humanas que más afectan el medio ambiente como señala la FAO; Alrededor de un 20 % de los pastos del mundo y un más de un 70 % de los que se encuentran en zonas secas se han deteriorado en cierta medida, casi siempre por pastoreo excesivo, compactación y erosión generados por la cría de ganado…. El sector ganadero es probablemente la mayor causa de contaminación del agua, contribuyendo a la eutroficación, a generar ‘zonas muertas’ en las áreas costeras y al deterioro de los arrecifes de coral.

La lección de Brasil respecto al medio ambiente debe ser observada por muchos países en el mundo, entre ellos México, donde la deforestación siguió por políticas erróneas y la corrupción, que debe investigarse en la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR)
Supuestamente la CONAFOR vendría a solucionar los problemas forestales en México, nada de eso, se creó para dar cabida a un político panista como Alberto Cárdenas, la descomposición de las políticas desarrolladas por la maestra Carabias para la protección de los bosques no las aplicaron como se venían dando, ha sido un grave retroceso en detener el daño ambiental en los bosques mexicanos.

En Zacatecas logramos detener las superficies afectadas en lo que respecta a incendios forestales, con estrategias ligadas a las comunidades ejidales y propietarios de terrenos, aunado a la estricta aplicación de recursos y la gestión de recursos federales, estatales, municipales y privados.

En pocos años se regresaría a la negligencia en el cuidado de nuestros recursos naturales que existió con las autoridades de la desaparecida Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, la SARH. Los puestos de dirección, planeación y operación fueron ocupados por parientes de políticos panistas y priistas, ejemplo de ello, en CONAFOR Zacatecas, un pariente de Miguel Alonso llegó a la delegación con nula preparación en problemas ambientales, notándose en las cifras que usted puede consultar en las estadísticas institucionales de incendios.

Bolsonaro nos da la impresión de los gorilas militares caricaturizados por el gran Rius, en México tenemos la confianza de que puede haber cambios fundamentales en todas las políticas nacionales por la 4T, en este caso, el medio ambiente.

COLUMNA: SOCAVÓN
AUTOR: LUIS OLVERA ROSAS
CABEZA: LOS GORILAS DE RIUS

 


Los comentarios están cerrados.