REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La pasada administración federal abandonó el plan de reconstrucción de daños por los sismos de septiembre de 2017, que dejaron 165 mil viviendas con afectaciones en siete Estados.

David Cervantes coordinador del Programa Nacional de Reconstrucción en el actual Gobierno federal reconoció que a dos años no se ha avanzado en la reparación de escuelas, hospitales, iglesias y espacios públicos, pues sólo se atendieron inmuebles con daños menores.

Sostuvo que la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) –dependencia que coordinó los trabajos y que encabezaba Rosario Robles– no entregó completo los apoyos ni se gastó una partida de 13 mil millones de pesos autorizada para reparaciones.

«Se asignó un presupuesto del Fonden de Desastres Naturales para escuelas, templos y algunas instalaciones de salud, pero no se lo gastaron. Quizá en escuelas tomaron un poco para atender daños menores, pero dejaron casi todas las de daño total», explicó.

La actual administración, señaló, recibió un desastre administrativo respecto a la entrega de apoyos, pues mientras en la página Fuerza México, el Gobierno reportó 171 mil 784 afectados, la Sedatu dejó un censo de 164 mil 898 damnificados en siete entidades. La Ciudad de México no está contemplada en esas cifras.

«Se dedicaron a entregar tarjetas, pero no necesariamente el recurso se convirtió en reconstrucción, como no dio asesoría técnica ni seguimiento ni nada, realmente no se puede saber con certeza en qué casos la gente usó el recurso.

«En los recorridos vemos que se avanzó muy poco en la reconstrucción. Muchos jamás recibieron nada, a otros los calificaron con daño parcial, pero perdieron todo, muchos usaron sus ahorros, pero otros no han tenido dinero para reconstruir», agregó Cervantes.

En junio, la Auditoría Superior de la Federación también reportó opacidad y anomalías en la aplicación de los recursos, pues inicialmente informaron de un presupuesto a viviendas por 6 mil 185 millones 591 mil, y luego creció a 10 mil 29 millones de pesos.

Sin embargo, esos datos tampoco corresponden a los archivos que dejaron en la Sedatu, explicó Cervantes, pues reportan la entrega de 7 mil 77 millones de pesos.

Desde abril, el Gobierno federal comenzó a repartir una bolsa de 26 mil 545 millones de pesos, que contemplan fondos de las aseguradoras que tampoco se habían ejercido.

David Cervantes coordinador del Programa Nacional de Reconstrucción en el actual Gobierno federal reconoció que a dos años no se ha avanzado en la reparación de escuelas, hospitales, iglesias y espacios públicos.

Érika Hernández
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.