Renegar de la política suena ridículo cuando ocupas un puesto político.


Deja un comentario