Solapar es, éticamente hablando, un inapropiado doblez.


Deja un comentario