PABLO RAFAEL PEDROZA BERNAL*
PABLO RAFAEL PEDROZA BERNAL*

Tercer Informe / El estilo personal de gobernar

Cada vez que un hombre tiene la oportunidad de ejercer el poder, se le presenta implícita la responsabilidad y la perspectiva de imprimir su propio sello, de atenerse a sus principios y convicciones, de ser leal a la ruta de aquello que considera la vía adecuada para el mejor futuro del gobierno y sus gobernados.

En síntesis, cada hombre, cuando llega a la alta responsabilidad de ejercer el poder, tiene frente a sí la responsabilidad de asumir la vara de conducta y el camino de las decisiones para elegir si prefiere el camino de las soluciones de fondo, aún a contracorriente pero con la perspectiva del todos al frente, o bien, mantenerse en el camino de la búsqueda del elogio fácil, de patear el bote hacia adelante, en la perspectiva del sólo unos cuantos.

Lo pongo en esa perspectiva porque a tres años, a este Tercer Informe, reconozco en Alejandro Tello, Gobernador, la misma personalidad que nadie le regatea: la de hombre honesto, preocupado por su estado, por sus ciudadanos, por los que habitan aquí y más allá, nuestros paisanos pues, hombre que no pierde el tiempo y atiende. Volviendo al ejemplo de nuestros migrantes: si el Capitán de la 4T los excluye eliminando el 3X1, Alejandro Tello los reconoce como vitales en nuestro tejido social, ya sea con el Corazón de Plata o convocando al 2×1, pues en su esfuerzo de gobierno, aun con un Zacatecas estrangulado, este gobernador ha sabido cómo convocar a nuestros hermanos ausentes.

Retomo y convoco a observar el estilo de gobernar, no sólo al trabajo posible de realizar en tiempos de vacas gordas, y me permito traer a cuento, sin que se tome a grosería, porque ese dicho es reflexión política por estas tierras: “con tierra, agua y dinero, cualquier buey es ganadero”. Por eso, más allá de lo personal, invito a reflexionar en lo logrado en estos tiempos y a seguir construyendo juntos. Agenda tenemos: educación, agua, seguridad, campo, entre otros temas. Gobierno con gestión permanente, lo hay.

Me centro en el estilo personal de gobernar porque es lo que permite que este gobernador camine hoy y caminará cada día cabeza en alto, satisfecho por haber dado viabilidad a su estado: «Desde el inicio de mi Gobierno, hemos tenido como ejes rectores de nuestro ejercicio los principios de honestidad, transparencia, disciplina financiera y rendición de cuentas; gracias a esto hemos logrado administrar con eficiencia los recursos públicos».

Así, si bien no existen los pesos para obras faraónicas -pero para el uso de unos pocos-, sí logró la realización de más de mil obras dispersas en todo el estado, para el beneficio de la vida cotidiana de quienes hacen la vida en condiciones menos satisfactorias, y a quienes es urgente mejorárselas. Más aún, que si bien ya eran tiempos de vacas flacas, la austera responsabilidad permitió que ante la precariedad de la cuarta, los profesores y sus familias no dejarán -pese a las dificultades-, de recibir sus salarios. De ello dirán algunos: “es trabajo de contador”. Tal vez, pero también tiene que ver con el carácter y el sello y el estilo personal de ejercer el poder.

Citaré a un político y amigo, muy querido y respetado en nuestra pluralidad: “LO VEN A UNO Y CREEN QUE ES FÁCIL”. Saludos, entrañable Leodegario.

Cierro citando otra vez a personaje de los cañones: con tierra, agua y dinero, cualquier buey es ganadero.

A Zacatecas todos le deberemos siempre. Desde los que creemos que han hecho, hasta… Porque Zacatecas siempre merecerá más. ¿Apoco no?

 

*Coordinador de Asesores de Gobierno del Estado


Deja un comentario