Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

UN RUBRO QUE detonará en el mundo su crecimiento, por el impacto que ha generado en China la Peste Porcina Africana, es el avícola.

Dado el golpe de ese virus al gigante asiático, principal consumidor de carne de puerco, habrá por fuerza un realineamiento de la demanda hacia el pollo.

Como quiera, nuestra industria avícola está preparada y de hecho presentó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador un plan para detonar su crecimiento de aquí a 2025.

La semana pasada, Juan Manuel Gutiérrez, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), se reunió con Víctor Villalobos, titular de SADER, para plantear las metas y lo que se requiere en materia de política pública.

Ese rubro está conformado por 339 empresas dedicadas al huevo y pollo. Su vocación se divide casi en partes iguales y aporta 63 por ciento de la proteína animal de la dieta de los mexicanos.

México es el principal consumidor de huevo del orbe, con 23 kgs per cápita. En pollo está en 33 kgs.

Con 350 mil empleos directos y 850 mil indirectos, la idea es empujar para aumentar la dinámica de crecimiento anual del huevo, que está en 2.8 por ciento, y del pollo, en 3.5 por ciento.

Este último se puede llevar a 5 por ciento al subir a 40 kgs el consumo por persona.

Con ello, el valor de la industria llegaría a 200 mil mdp, o sea 35 mil mdp más que el nivel actual (165 mil mdp), con 200 mil empleos adicionales, dadas las inversiones en zonas rurales y de alta marginación, y una mayor compra de granos.

El rubro avícola es el segundo consumidor de maíz, después de la tortilla. También es un alto demandante de sorgo y pasta de soya. Con ello se contribuirá a la autosuficiencia alimentaria que se busca.

Pero su esfuerzo debe acompañarse con acciones de política pública que lo ayuden, por ejemplo, un “piso parejo” en importaciones de pollo.

Este es un viejo reclamo que ya también Gutiérrez Martín, junto con su presidente ejecutivo de UNA, Arturo Calderón Ruanova, planteó a ECONOMÍA, a través de los subsecretarios Ernesto Acevedo y Luz María de la Mora.

Desde el sexenio pasado, la UNA comprobó que EU exporta a México con dumping pierna y pechuga de pollo. Hasta se fijó una cuota compensatoria del 127 por ciento, que esa dependencia, con Ildefonso Guajardo, optó por no aplicar.

De hecho hasta se abrió el mercado a Brasil, país que en materia comercial otorga muy pocos espacios a México.

El gran reto para la petición de UNA está en lograr que el gobierno actúe con una visión homogénea, para que los objetivos de crecimiento de la industria se puedan cumplir.

También se requiere mayor competitividad en el abasto del maíz, sobre todo del sureste, así como una política sanitaria en conjunto con SENASICA, que dirige Javier Trujillo.

Este negocio también es otra víctima de la gran inseguridad que vive el país. Hay zonas muy definidas, como Puebla, Tlaxcala y Veracruz, en donde la delincuencia actúa con entera impunidad.

Así que la avicultura está más que comprometida para multiplicar su tamaño. Veremos si reúne lo que se requiere.

SI BIEN EL presupuesto presentado por SHCP, de Arturo Herrera, mantiene equilibrio, su impacto en 2020 será inercial para una economía que difícilmente podrá crecer al 1.5 por ciento y menos al 2.5 por ciento. Tampoco son consistentes las estimaciones de ingresos, más allá del peso que se dará a la fiscalización vía el SAT, de Margarita Ríos-Farjat. Y eso que finalmente se echó mano del IEPS. Se actualizó para bebidas saborizadas y tabacos y no se descarta que los diputados sumen bebidas alcohólicas y algunos alimentos. FEMELECHE, de Vicente Gómez Cobo, empuja que se tase a la leche en polvo importada. Un tema esperado por los limitados márgenes, es el constreñido gasto de inversión, ello frente al desconsuelo del CCE, de Carlos Salazar. Así que pocas novedades y presiones a la vista.

DE CARA AL CODI, plataforma de cobros y pagos digitales que empuja BANXICO, de Alejandro Díaz de León, no todos los bancos han tomado con seriedad el tema. HSBC, de Nuno Matos, apenas tiene 8 por ciento de avance en el reporte de seguimiento del propio banco central. Tampoco el Banco BX+, que dirige Tomás Ehrenberg, tiene mucho que presumir con solo 39 por ciento. Incluso BBVA, de Eduardo Osuna, y Citibanamex, de Ernesto Torres Cantú, están en 81 por ciento. En cambio Santander, de Héctor Grisi, está en 100 por ciento, lo mismo que Banco Azteca, de Alejandro Valenzuela; Monex, de Héctor Lagos;  y BanBajío, de Edgardo del Rincón.

A FINALES DE junio, Gigante, de Ángel Losada, trajo a México el concepto de malteadas y hamburguesas de NY Shake Shack. Llegó a Reforma al lado del Sheraton. La respuesta no se ha dejado esperar y hay filas. En el plan de negocios de Gigante está alcanzar 20 unidades y por lo pronto la siguiente inauguración sería en noviembre en Santa Fe. Tome nota.

AYER EN CONCANACO, de José Manuel López, circuló una nota en torno a los riesgos de la iniciativa “antifactureros”, que hoy se discute en el Senado. La intención es tipificar como delito grave esa actividad. El inculpado podría estar en prisión preventiva oficiosa, para que no huya, y las penas se elevan hasta a 8 años de cárcel. Aunque nadie está en contra de lo anterior, el vicepresidente de temas jurídicos de CONCANACO, Juan Carlos Pérez Góngora, advierte los riesgos para las Pymes, que podrían verse afectadas en caso de recibir una factura apócrifa de un proveedor incluso ya timbrada por el SAT. Ello vulnerará su Estado de derecho.


Deja un comentario