OPERACIÓN BURÓCRATA

Parece que se siguen cumpliendo las profecías de varios “adivinos polacos” zacatecanos, quienes presumen como cumplido su augurio con la reciente llegada de Enrique Flores Mendoza, el ex alcalde guadalupense, al Instituto de Selección y Capacitación (Inselcap) de gobierno del estado. ¿Profetizaron que llegará a impulsar los cursos de computación? Pues no…

Aducen, por el contrario, que éste Flores Mendoza siempre ha sido un operador del PRI, y su más reciente participación en la materia fue coordinar la campaña regional del actual presidente nacional, Alito Moreno, así que… ¡adivine a qué carambas llega al Inselcap! Efectivamente, se dice que llega a hacer la misma labor, a tratar de convencer a los burócratas del gobierno para que se alineen al partidazo, porque sus momios andan bastante caídos. ¡Saz!

EN LA MIRA

Sigue la mata de la corrupción dando frutos a manos llenas, dicen los chismosos, y al menos se alcanza a notar en las declaraciones de que “siguen las investigaciones” en el tema de la famosa Presa Milpillas, puesta bajo la lupa por presuntas irregularidades ocurridas bajo la batuta de Víctor Armas Zagoya cuando era titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente local.

Y dicen esos chismosos que, si en efecto las declaraciones de la secretaria de la Función Pública, Paula Rey Ortiz Medina, llegan a tener consecuencias, el tal Víctor Armas estaría en la mira de la justicia, pues fue él quien presumió (y realizó) las negociaciones con la empresa Corporativo Internacional Krystal, de quienes ahora muchos sospechan y nadie le atina a encontrarle los tres pies al gato. ¿Pues qué tanto habrán enredado la madeja?

¿Y LA LANA?

Ahora resulta que, ante la inactividad para echar a andar el muy sobado tema del Hospital de la Mujer en Fresnillo, el secretario de Salud estatal, Gilberto Breña Cantú, insiste en que fue el presidente López Obrador quien se comprometió a darle viabilidad al nosocomio; incluso los medios registraron, en su momento, que efectivamente AMLO lo había acordado con Tello.

Con el hospital ya terminado de construir y de equipar, y a pesar del famoso acuerdo entre el presidente de la República y el mandatario estatal, sólo falta el recurso para la plantilla de personal y que empiece a operar; nomás hay un pequeñísimo problema, con todo y el compromiso presidencial: en el Presupuesto de Egresos de la Federación del año próximo… no viene etiquetado ni un peso partido a la mitad para eso. ¿Y luego? ¿A quién reclamarle?

OOOTRA DE PENA

Con ese ánimo de que les encanta el chisme, creyendo que con eso “ayudan”, los lenguas largas del condado se quedaron pasmados al ver que el comunicador oficial del góber Tello lo volvió a hacer: se descosió contra la secretaria de Economía federal, Gabriela Márquez, quien vino en representación del presidente López Obrador al 3er Informe de Gobierno de Tello.

En mala hora se le ocurrió a Francisco Elizondo prácticamente tildarla de berrinchuda, agresiva, violenta y chismosa, mientras el góber se la pasó tratando de acordar con ella, verse buena onda, arreglar la relación con el gobierno federal, y mandarle buenos mensajes al presidente para seguir gestionando recursos que tanto le urgen. Bueno, entonces ¿qué trata de hacer su comunicador, echándole tierra a la relación? Puras penas ajenas para el góber

 


Deja un comentario