Con un disfraz distinto para cada ocasión, pero desafortunadamente la misma cara.


Deja un comentario