FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

CRÓNICAS RANCHERAS (14)

Ésta es una de tantas historias, tan comunes y tan cerca de nosotros, que parecen la pura neta. Pero la realidad es más méndiga. Chale.

Dos diputados del rancho platican en conocido restaurante fifí, mientras degustan cognac (se creen fifís).

–Diputado 1: Y dime, honestamente, ¿qué te pareció el informe del góber?

–Diputado 2: Estoy convencido de que fue un informe realista, republicano y dentro de los esquemas de nuestro desarrollo democrático. El señor gobernador ha dado un ejemplo de que en la diferencia se puede…

–Diputado 1: ¡No seas mamón y ya dime la verdad!

–Diputado 2: ¡Ésa es la verdad! ¿Qué no me entendiste prosaico?

–Diputado 1: La mera verdad no. Acuérdate que sólo terminé el segundo de secundaria.

–Diputado 2: Sí, olvidé que llegaste por ser pariente del jefe. ¿Ya bajaste la aplicación, a tu celular, de traducción priísta a prole?

–Diputado 1: No. ¿A poco existe? ¡Uta madre cuánto avance tecnológico!

–Diputado 2: Mira la traducción: “Fue un informe mega chafa, lleno de lugares y personajes comunes. El góber no dijo nada nuevo y no se comprometió a nada. Seguirá haciendo lo que sabe y lo que no sabe, con tal de que no lo comparen con el que se fue. Además, dejó claro que la corrupción fue de la administración anterior, pero que a su amigo no lo va a perjudicar”.

–Diputado 1: Ah chinga ¿eso dijo? Pues yo oí otra cosa diferente.

–Diputado 2: Eres lerdo, mi diputado. Además, debes de entender que yo tengo más carrera política que tú. Fui tres veces presidente municipal, ésta es la segunda vez que soy diputado, he sido funcionario público y vivo modestamente en mi ranchito.

–Diputado 1: ¿Modestamente? Ya ni la friegas, si eres de los que se han hecho ricos de manera muy explicable. Que no te hayan agarrado en la movida es otra cosa. Te conocí cuando te chingabas los materiales de la secretaría para revenderlos. ¡Ay canijo, eras más largo que un día en canoa!

–Diputado 2: Sigue de mamón y te dejo que pagues la cuenta ¿eh? Por cierto, pídete otra botellita de ese cognac de cuatro letras. Siempre ha sido mi predilecto.

–Diputado 1: Juar, juar, juar. Cuando ibas a casa de mis papás, tomabas agua de la llave y ahora tomas cognac. No tienes remedio. Y dime, ¿el informe dio un rastro de quien será nuestro candidato a la gubernatura en 2021?

–Diputado 2: ¡Por supuesto! El góber señaló con claridad la estrategia que el partido debe de adoptar para el próximo proceso electoral.

–Diputado 1. Pues yo la verdad sigo sin entender nadita de nada. Solo recuerdo que dijo que “no meteré las manos en las elecciones porque soy muy respetuoso de la ley. Ganará quien deba de ganar y punto”.

–Diputado 2: Juar, juar, juar. Lo que quiso decir es que está preparado para meterle con todo a nuestro partido. Aunque yo tengo mis dudas, espero que no se raje.

–Diputado 1: ¿Tienes dudas de nuestro jefe, de nuestro guía? Ten cuidado que eso que acabas de decir es políticamente incorrecto. Como se me hace que te la parto…

–Diputado 2: ¡Cálmate, méndigo hijo de Pavón! Tienes que entender que el góber, según se den los acontecimientos, tiene que negociar su salida. Y para cómo están las cosas es posible que ya esté negociando o vaya a negociar muy pronto. ¡El gobierno por mi tranquilidad! Una muy sabia decisión.

–Diputado 1: Pues si así andan las cosas, creo que me iré a vivir con mis primos a Chicago. Total ya hice unos ahorritos y con ellos pondré un negocio por allá. El libre mercado me espera.

–Diputado 2: Pues por mí, desde ahorita te puedes ir mucho a…

Se armó el pleito. Por supuesto la cuenta y los destrozos los pagó la Legislatura, con el dinero de la prole. ¡Viva la democracia!

¡HONORABLE CONGRESO. YO NO SOY POLÍTICO Y MEJOR ME VOY. GURBAI!

 


Deja un comentario