ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- La Rodada Sin Límites de la asociación México Incluye, perteneciente a la Red Nacional para la Prevención de la Discapacidad (Renapred), llegó a Zacatecas con un contingente de 14 pilotos con discapacidad y un grupo de apoyo para demostrar que el único límite para alcanzar los sueños es el cielo.

Los motoclubs locales les dieron la bienvenida al grupo conformado por 14 personas con discapacidad y 6 más sin ninguna discapacidad que devoran kilómetros para llevar un mensaje de inclusión a la sociedad y romper los estigmas y que salieron de la Ciudad de México el 1 de septiembre.

“La verdadera discapacidad es la de la sociedad, es la de aquellos que nos rodean y se empeñan en poner límites a las personas con discapacidad y obstáculos, porque la esencia de esta rodada es demostrar que si podemos ser inclusivos”, aseveró Federico Núñez Perea, presidente de México Incluye.

Dentro del contingente estaban Belén con parálisis cerebral; Fany con espina dorsal bífida; Pancho con una pierna amputada; Marlene con Ceguera; o Andrea y Rosita en silla de ruedas, quienes van devorando kilómetros para llevar un mensaje sobre dos ruedas: es necesaria la inclusión de las personas con discapacidad.

Las motocicletas que participan en la Rodada Sin Limites fueron modificadas y adecuadas para que pudieran viajar todos en una verdadera acción de inclusión por el centro norte de la república, una odisea que terminará el 29 de septiembre en la Ciudad de México.

“En cada lugar que llegamos nos encontramos a nuestros hermanos bikers y nos llevamos a un familiar más, nos han recibido de gran forma y con esto demostramos que no es la condición de una persona con discapacidad lo que determina lo que puedo o no puede hacer, porque no hay límites y por eso hacemos está rodada”, aseveró Belén quien forma parte del contingente con discapacidad de México Incluye.

“El único límite es el cielo” dijo su compañera de travesía y Andrés García Ibarra de 42 años, originario de la Ciudad de México y quien perdió una pierna, lo que no lo frenó para volverse a subir a

una motocicleta.
Aseguró a NTR Medios de Comunicación que el participar en la Rodada Sin Limites ha implicado superar un gran reto en su vida, que cambió drásticamente, pero que logró afrontar con valor y apoyado por sus compañeros de rodada.

“Con que está acción toque una sola vida y que esta cambie a partir de esta rodada, una persona que esté en nuestra misma condición y nos vea y crea que lo puede hacer, eso es cumplir el objetivo, porque el límite es el cielo”, aseguró.

Mencionó que entiende a la perfección a todas las personas que en estos momentos pasan por depresión por haber perdido una parte de su cuerpo o quedar en condición de discapacidad, “claro que nos cambia la vida, pero si tenemos la actitud podemos salir adelante”.

El mensaje de la Rodada Sin Limites también es para la sociedad en general y que se generen espacios de inclusión desde infraestructura hasta acciones diarias que visibilicen a las personas con discapacidad.


Los comentarios están cerrados.