Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

UNO DE LOS productos afectado este año por la sequía es el azúcar. Hay campos cañeros que se han visto lastimados, por ejemplo, en la Huasteca y en el sureste.

De hecho, al interior de la Cámara Azucarera (CNIAA), que preside Juan Cortina Gallardo, ya se hacen proyecciones a la baja para la zafra 2020, que estaría en máximo 5.8 millones de toneladas (tons) vs 6.5 millones de tons de este 2019.

Aun así, uno de los grandes retos del negocio está en darle salida al azúcar, puesto que sólo se realizan en el mercado interno 4.2 millones de tons y el diferencial debe exportarse.

Dado que el Acuerdo de Suspensión que México tiene con EU limita nuestras exportaciones, buena parte del azúcar debe colocarse en el mercado global o spot con precios muy castigados.

Esto afecta al campo puesto que la caña se paga a razón del 57 por ciento del precio ponderado en los que se concreta el azúcar en los 3 mercados.

Obvio es nodal el Acuerdo de Suspensión con EU, que por cierto llega a su fin, al cumplirse los 5 años pactados.

Para noviembre o diciembre, el Departamento de Comercio, a cargo de Wilbur Ross, deberá evaluar si México ha cumplido.

Le platicaba que en la industria mexicana hay optimismo, dado lo que les ha transmitido su contraparte estadounidense en los últimos encuentros. En ese sentido hay la expectativa de firmar otro convenio al 2025.

Recién el World Agricultural Supply and Demand Estimates (WASDE) formuló sus números para las necesidades de azúcar en EU. Con base en ello se fijó un cupo de 439 mil 316 tons que ECONOMIA, de Graciela Márquez, reprodujo.

Se interpretó que el monto es ya definitivo, lo que no es correcto. Es sólo la mitad del total anual, por lo que al final se estará sobre las 800 mil tons previstos.

Ciertamente estamos lejos del millón 500 mil tons de origen, o sea que nuestra proveeduría se ha acotado, pero así fue como se pactó con la ventaja de que México tiene mano en el abasto.

Como quiera, cuando el azúcar no se puede colocar en EU y tampoco aquí, hay que sacrificar la cotización con un descuento del 65 por ciento vs el precio doméstico en detrimento de ingenios y cañeros.

En junio, SADER, de Víctor Villalobos, tuvo que entregar subsidios por mil 241 mdp a pequeños productores para atemperar los ánimos. Fue un paliativo, puesto que urgen medidas de fondo para absorber la sobreoferta.

Entre las opciones que trae en la mira el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está reorientar esa caña para oxigenar la gasolina y sustituir el MTBE que hoy se importa.

Este es un viejo expediente que ha quedado sólo en intención por la falta de voluntad de los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Parece que hay la intención de que la historia sea diferente. Así que en una de esas, se da un golpe de timón para resolver de cuajo la problemática azucarera. Veremos.

EN LA PEQUEÑA rendija de oportunidad que aún existe en EU y Canadá para ratificar el T-MEC, el gobierno de Donald Trump ya envió una contrapropuesta a los legisladores para destrabar el asunto. La semana pasada también un grupo de ex secretarios de Agricultura se manifestaron a favor del USMCA, en una misiva dirigida al Congreso. Firmaron John Block, que estuvo con Ronald Reagan; Mike Espy (Clinton), Dan Glickman (Clinton) Ann Veneman (W. Bush), Mike Johanus (W. Bush), Ed Shafer (W. Bush) y Tom Vilsack (Obama). Claro que los demócratas, con Nancy Pelosi, no van a ceder fácilmente. Exigen una instancia supracional para vigilar los compromisos de México en materia laboral. Asunto cuesta arriba.

RESULTA QUE EL empresario Raúl Beyruti se encuentra esta semana en España. Su interés es consolidar su presencia en ese país, en donde en mayo dio un paso muy en firme al adquirir 90 por ciento de la firma sevillana de capital humano, Aurentia. Desde ahí incluso podría caminar hacia otros mercados europeos. Aurentia tiene también oficinas en Madrid, Barcelona y Valencia. Ese mercado va a representar pronto 40 por ciento de la facturación de GINgroup, que en su internacionalización también acaba de dar otro paso en EU. Este mes concretó una alianza con Vensure, especialista en outsourcing con presencia en 50 estados de esa nación.

LE COMENTABA DE los esfuerzos que se realiza la IP para detener el cambio al etiquetado para productos de consumo. ECONOMIA, de Graciela Márquez, y SALUD, de Jorge Alcocer, están convencidos de que se requiere pasar del sistema informativo actual al de advertencia. CONMEXICO, de Jaime Zabludovsky, ha dado la pelea. Como quiera, incluso la propia Olga Sánchez Cordero, de SEGOB, ha externado que el asunto va. Por si fuera poco, en la IP se han presentado diferencias. Por ejemplo, ciertas fricciones entre CONMEXICO y el CNA, de Bosco de la Vega, y CANACINTRA, de Enoch Castellanos, éste por cierto ahora mismo muy criticado al interior del CCE por una misión empresarial a Europa justo en estos días de fuerte refriega legislativa.

El SÁBADO, ARMANDO Torrado, accionista de Alsea, festejó a lo grande sus 50 años de vida. En su impactante mansión por ahí, políticos, empresarios, financieros y toda la prensa de sociales. Por ahí Arturo Herrera, de la SHCP; Patricio Slim, Juan Beckmann, Dionisio Sánchez, Jorge Fernández, ex Citi, y Marcos Ramírez, de Banorte, por mencionar algunos. Alsea maneja aquí conceptos como Domino’s, Starbucks, Burger King, Chili’s, CPK, P.F. Chang’s, Vips y El Portón, entre otros.


Los comentarios están cerrados.