: LUIS ERNESTO OLVERA ROSAS
: LUIS ERNESTO OLVERA ROSAS

QUÉ SEGUIMOS ESPERANDO

Momentos interesantes vive el país en que los mexicanos podemos recapitular a una transformación que no va tan rápido como unos querían, al presentar serios obstáculos para implantar programas sociales que permitan el desarrollo armónico en el país, he aquí algunos temas para reflexionar.

El Gabinete. López Obrador al iniciar su periodo presentó a su gabinete, algunos han tenido problemas políticos y administrativos en el manejo de la tarea asignada. Se presentan algunas observaciones como:

El caso de Josefa González Blanco, no tenía experiencia en proyectos ambientales que fueran problemas de residuos, aplicación de tecnología ambiental en conflictos de autorización de resolutivos  ambientales, la Semarnat no pudo dar respuesta  a la velocidad que se requería para programas de la presidencia como; Dos Bocas, Tren Maya y aeropuerto de Santa Lucía. Su salida era eminente, aún sin el incidente de prepotencia.

Esteban Moctezuma Barragán, parece tener complicaciones para conocer a fondo la problemática de la educación, los conflictos con los grupos disidentes de la “mal llamada” Reforma Educativa no son los únicos. La reestructuración de la enseñanza desde el nivel medio superior y superior es compleja para elevar la calidad profesional, que permita poner orden a varias universidades para que los planes académicos sirvan a los egresados en la obtención de aptitudes necesarias para el desarrollo del país, no crecimiento, como dice el presidente.

Los casos de las Universidades como la de Zacatecas, Chiapas, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco y Veracruz con la estafa maestra, demuestran la vinculación con el  PRIAN para realizar actos irregulares que las han afectado. No olvidemos al exrector Francisco Domínguez y el líder del sindicato ahora rector quién puso a la UAZ en el gran adeudo, bastante sospechoso, que permitió el ingreso de 800 plazas de supuestos profesores, todo para el voto, Domínguez se alineó al candidato del PRI,  basta  buscar los artículos periodísticos en donde le hace reuniones, supongo, con el fin de recibir su apoyo al control de la institución. El actual rector y la corriente política de un partido al que se vincula, deberían estar abiertos a la petición de  legisladores zacatecanos para conocer el ¿por qué? de la situación actual de la universidad, cuando dejaron  crecer la deuda, porros en la universidad, la impunidad y la represión, ¿será, que quieren utilizar a la UAZ  para la campaña electoral que se avecina? eso no sería problema en entidades con universidades que son plurales, no con intimidación y uso de los recursos humanos.

Al secretario de Educación Pública federal  le tiene que ser posible un análisis de la planeación presupuestaria en pago de salarios, contribuciones a los sistemas de seguridad social y retribuciones a la Secretaría de Hacienda, algunos podrán ser eximidos por el crecimiento de las universidades, ya que la mayoría  lo tienen, pero aquellos con grandes irregularidades, no chivos expiatorios, se les sancione. Además, una vigilancia muy severa sobre los recursos y, nada que son autónomas, la ciudadanía es quién las mantiene y es obligación de los gobiernos se apliquen  correctamente sus recursos. Así no tendremos rectores con gasolineras, escuelas privadas o grandes extensiones de terrenos.

El doctor Jorge Alcocer Varela, Secretario de Salud, prestigiado profesor en la UNAM, un hombre de izquierda, luchador en contra de la privatización de los sistemas de salud, ¿le faltará  experiencia en el manejo administrativo gubernamental? puede ser el origen de no pensar sus respuestas, tan lamentables como “que compren los medicamentos el personal de las dependencias”. También, su equipo de trabajo como la doctora Cristina Laurell, Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector de Salud, parece ser la responsable del sistema de abasto de  medicamentos de la dependencia, con su experiencia en el gobierno de López Obrador le serviría para apresurar o tener una estrategia al problema, al estar al tanto de la enorme corrupción que ha existido con  las empresas abastecedoras. Sabemos de  buena fuente, que la planeación del proyecto de salud esta en buenas manos para que en  corto plazo empiece a verse los resultados.

Por supuesto que tenemos confianza en la mejora de los funcionarios, de lo contrario, es  decisión del presidente de la Nación su cambio.

Hay avances en las políticas sociales del gobierno de la 4T, la ciudadanía sigue esperando más cambios que vayan transformando sus niveles de bienestar, comprendiendo que, en 8 meses, imposible llegar a estadios de equilibrio con otras naciones desarrolladas, ya que en 30 años vivimos un gran retroceso social.

Queda apoyar y trabajar las políticas públicas en bien de la población y seguir los desenlaces de la transformación prometida.

 


Los comentarios están cerrados.