ATOLONDRADO

Aprovechando un rato libre de sus labores en el gobierno federal, el coordinador de Ganadería nacional, David Monreal Ávila, se dio un tiempecito para reunirse, este fin de semana, con sus cuates en tono social; comida dominguera donde estuvieron presentes los tacos de carnitas, la salsa bien picosa… y no podía faltar el clásico adelantado e imprudente. Babas…

Y es que se trataba, según cuentan los lenguas largas, de un rato de esparcimiento justo para desestresarse tantito de la chamba… hasta que salió un tal Ernesto González Romo, quien se presume como asesor legislativo, a ponerse como “quedabien” con el de Fresnillo, adelantando vísperas y usándolo –incluso en redes– para lucirse personalmente. Ningún bien le hacen a David, señalan sus cuates, todos estos advenedizos que sólo buscan acomodarse a futuro…

MARRULLERO

Más de tres chismosos del rancho están trabajando –dicen, según ellos– a marchas forzadas para tratar de entender por qué el Senador José Narro Céspedes (Narro el malo) ahora presume que no tiene “metidas las manos” en los conflictos que aquejan a la entidad. O más bien, de cómo es que, de repente, se quiere deslindar de todo lo que ha hecho. Que no se haga.

Elucubran los chismosos que “algo” pasó, “alguien” lo regañó, o de plano ya calculó (así como es él) que seguir echándole leña a la lumbre en Peñasquito, Milpillas o la planta de Corona, no le va a redituar más apoyo político y, en cambio, sí podría pegarle en negativo. Así que, según los especuladores, más bien se trata de una reacción bien medida, porque seguramente ya está preparando la próxima tarascada al poder… Caray, no lo conocieran…

OLÉ, OLÉ

A punto de acabar ya la Feria Nacional de Zacatecas 2019, durante la corrida de toros de este domingo ocurrió un hecho bastante “curioso” (por decirlo de alguna manera), pues resulta que el movimiento nacional Tauromaquia Mexicana Siglo XXI, Capítulo Zacatecas, reconoció públicamente, en pleno ruedo de la Monumental… ¡al alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal!

Pues sí, mientras muchos se preguntaban por qué no se reconoció al alcalde “de casa”, el también morenazo Ulises Mejía, otros decían que el reconocimiento a Saúl tiene justificación, pues además de impulsar la fiesta brava en el mineral, al menos se sabe que estuvo prácticamente en todas las corridas del serial taurino de esta capital, de modo que por lo menos sí es considerado como “aficionado taurino”.

QUE SIEMPRE NO

Y como había quedado el presunto compromiso de que SÍ vendría el cantante puertorriqueño Ozuna –después del escándalo de que no lo había contratado la Fenaza, y éstos defendiéndose que sí lo habían contratado–, finalmente parece que el coordinador ferial Benjamín Medrano se echó para atrás y, con un comunicado de prensa, anunció que está cancelado definitivamente.

Según el comunicado que mandó Medrano, ya fue imposible reprogramarlo “por los gastos que implica realizar una producción como el tour del cantante lo requiere”; ¿y luego esos gastos sí estaban contemplados antes, o no? ¿o no sabían de esos gastos porque efectivamente ni estaba contratado? Ah, pero eso sí, ahora prometen regresar los 20 pesitos que costaron los boletos. ¿Ya está listo para que le regresen sus 20 pesos? O va a dejar que se los queden…


Nuestros lectores comentan