¿FUEGO AMIGO?

Ávido de reflectores, hambriento de reconocimiento, buscando que las arenas del tiempo no lo sepulten en el más gacho de los olvidos, dicen que el ex diputado federal, ex senador y ex candidato a gobernador perredista Antonio Mejía Haro, ahora se anda echando en los brazos del PRI y sigue renegando de “sus amigos”, o bueno, de los “amigos” de su hijo Ulises.

Lo curioso es que lo hace desde su fanpage del feisbuc, ¡la que se llama “Mejía Haro Gobernador”! Pues sí, parece que no ha dejado esa etapa y canaliza sus anhelos a través de su cachorro, pues en esa página publica, muy seguido, foto tras foto de Ulises… Ulises con el góber Tello, o con Fito Bonilla, o con cualquier cantidad de priístas de todo cuño. ¿Y así califica de “fuego amigo” a los monrealistas? Pues no se ve muy amigo que digamos…

LO NEGARON…

Dicen las malas lenguas que el coordinador general de la Fenaza 2019, Benjamín Medrano Quezada, ha de sentir bien feo que, luego de que puso a los diputados locales como “pretexto” de que ellos ya sabían sobre los manejos que haría con la lana y las asociaciones civiles en la feria, resultó que éstos lo negaron. Y hasta se hicieron a un ladito…

Y aunque la explicación de los diputados tampoco fue muy convincente que digamos (“sí, pero no, pero es que quién sabe…”), lo más chistoso es que en vez de nomás quedarse callados, le pusieron otro dedo en la llaga y exigieron que se investigue y se transparente todo el asunto, porque creen que no debe haber manejos irregulares con el dinero del pueblo (ahora sí, ¿verdad?). Hasta la única que aceptó saber del tema, Gaby Pinedo, pidió investigación. ¡Ups!

SON GANADEROS

Cuentan los lenguas largas de la polaca local, que la diputada federal Lindy Bugarín Cortés anda dando señas de que quiere brincar… de partido, ¡del PRI a Morena! Según aseguran esos chismosos, como que últimamente se le ha visto muy “cerquita” del coordinador nacional de ganadería, David Monreal Ávila, y que hasta porras le echa en sus redes sociales.

A los chismosos poco les importa –o a lo mejor ni se acuerdan– que, personalmente, la todavía priísta siempre ha estado cerca del tema de la ganadería, tanto por su familia como por ella misma, y que son temas que le interesan. Pero bueno, es que son muchas las “señas” de cercanía, desde coincidir en fiestas privadas hasta en su chamba en la Cámara de Diputados, que no falta el insidioso que vea otras cosas. A menos que…

UH, SE ENOJÓ

Dicen los chismosos del Congreso del Estado, que la salida de Raúl Ulloa Guzmán de la bancada del PES no le importó ni tantito a su hoy ex compañero, Javier Calzada Vázquez. Que al cabo ni lo quería, ni se ponían de acuerdo, ni tenían las mismas intenciones, y parece que hasta se caían gordos.

No, lo que enojó a Calzada, lo que lo puso como energúmeno, fue que aprovechando la ruptura en la “bancada” del PES, sus compañeros diputados de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política lo sacaran a él, porque ya no tiene fracción parlamentaria qué representar, pues nomás eran dos. Y más aún que lo sacaran de la CRIyCP, dicen los chismes, lo que de veras le caló… es que le vayan a quitar dinerito por quedarse solo. Más triste…


Los comentarios están cerrados.