KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, afirmó que no hay argumentos sólidos para legalizar el aborto.

“Es un tema a debate, hay que debatir, pero hay que poner argumentos.  Y hasta ahorita los argumentos que yo veo a favor del aborto legal no me parecen sólidos. Porque nadie tiene derecho al aborto, porque estás matando a una persona, le estás quitando el derecho a la vida a una persona. Hay que buscar argumentos sólidos, lo otro es basura”, expresó.

Lo anterior después de que grupos feministas marcharon la tarde de este sábado por las principales calles de la ciudad solicitando el aborto legal, seguro y gratuito,  al mismo tiempo personas en contra del aborto realizaron cadenas humanas de oración para que se rechace.

El obispo aseguró que la iglesia no está interfiriendo en las decisiones de los legisladores, después de que en consignas de la marcha marea verde se escuchara “separación de la iglesia y el estado”.

“Me parece un punto de partida falso. Porque nada que ver estado–iglesia aquí, simplemente es un  asunto humano, es la misma gente que está en la iglesia la que está gobernando y que está en el estado, por eso la argumentación no es religiosa, es netamente humana. Aquí no hay que confundir el aborto, no es cuestión de la iglesia, el sí o el no, es cuestión de algunas personas, lo que nos une es la humanidad”, sentenció.

Recordó que en el caso del matrimonio igualitario él fue invitado a participar en las mesas de debate del tema, “fui invitado, porque represento a mucha gente y era necesario conocer mi opinión”.

Enfatizó que los gritos de las consignas como “que la iglesia no se meta, que el papa no se meta, eso no es argumento, eso es dividir más a la gente, hay que buscar  elementos racionales, no emocionales. El odio es una agresividad al máximo, hay que buscar argumentos humanos que construyan, no que destruyan  las relaciones humanas y el tejido social”.


Nuestros lectores comentan