HAY AUSENCIAS…

Se realizó aquí el primer Congreso Internacional de Prevención Social de la Violencia y Cultura de la Paz, con la participación de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDG); un evento de gran relevancia internacional e impacto social y… ¿qué cree? Pues que no estuvo el góber Tello presente.

A más de tres insidiosos les pareció bastante mala señal que el góber haya “despreciado” al evento y a sus visitantes internacionales, y peor tantito, les pareció más gacho que Tello haya preferido estar en el evento “Lo Legal”, invitando a que regularicen las motocicletas sin papeles. Lo que nadie supo explicar fue que, en su mensaje, se le ocurrió decir que Zacatecas se está “colombianizando”. Como que está viendo mucha tele…

EN LA LUNA

Por cierto que, hablando de gente perdida, parece que ya las participaciones del secretario Jehú Salas quedarán enmarcadas para la posteridad, como parte de los temas del quinquenio, que nomás abonan a la confusión del quinquenio. O sea, dicen los conocedores, todo mundo lo recordará… por sus despistes.

Y lo volvió a demostrar, precisamente, en el evento citado arriba, el congreso contra la violencia auspiciado por la ONU, pues según dicen los que lo oyeron, de plano enseñó el cobre y demostró que al parecer sigue en la luna, sin certeza alguna sobre lo que sí hay o no hay, sobre lo que se hace o no se hace en Zacatecas en materia de prevención del delito y otras yerbas, por el estilo. No le ayuda al góber.

TURISTIANDO

Tal como amenazó previamente, Felipe Pinedo –fiel paje de José Narro el malo– cumplió y, quién sabe cómo y con qué, se lanzó hasta la capital norteamericana, Washington DC, para manifestarse (muy a lo mexican curios) en la mera puerta de la oficina de Donald Trump. ¡Viva el turismo ecológico y pachanguero! ¡Al cabo Narro paga!

Y presumió en una foto que estuvo, con otros tres fulanos, enfrente de la White House, sobre la Pennsylvania Avenue, sosteniendo una manta donde acusan a la minera de Newmont-Goldcorp de ser empresa ecocida. Una manta… en español, por cierto, que nadie entendió, y cuya presencia frente a la Casa Blanca duró… lo que se tardaron en tomarse la foto. Según chismosos, les faltó denunciar a AMLO por solapar a Peñasquito y apoyar a esos ecocidas imperialistas. Ahí no se oye, ¿verdad?

¿CUÁL PAZ?

Y en pleno día en que aquí se abordaban –con la ONU– temas para acabar con la violencia y traer la paz, un par de elementos de la Policía Estatal Preventiva se dieron el lujo de tratar de quitar, con violencia y a golpes, a un pequeño grupo de ciudadanos que permanecían, desde temprano, a las puertas del Palacio de Gobierno, en la Plaza de Armas.

Lo único que hacían esos ciudadanos, miembros de una agrupación de tipo filantrópico, era esperar (desde la mañana) que les atendieran para empezar los trámites burocráticos necesarios, rumbo a un evento internacional del año próximo. Eran las 10 de la noche… y seguían esperando. ¿Para que encima les caigan policías y los traten de retirar a la fuerza, como si fueran manifestantes? Otro tache para los elementos del secretario Camberos…


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario