ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Luego que la legisladora, Alma Gloria Dávila Luévano, declaró en tribunal que su madre recibió llamadas a nombre «del padre Juan y el obispo», en las que amedrentaron con que su defensa a estos temas traería “maldiciones venideras” a su familia y generaciones siguientes, Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, afirmó que es una mentira y “la mentira no construye, sólo destruye”.

Aseguró que no conoce a la madre de la diputada y que no tiene acercamiento con ella o algún otro miembro de la familia.

“Nunca en mi cabeza ha pasado hacerle daño a nadie, amenazar a nadie, agredir u hostigar a nadie y espero nunca hacerlo en lo que quede de mi vida; yo creo en el respeto a las personas”, aseveró.

Expuso que en estos tiempos lo que se requiere es sanar el tejido social, en lo que se refiere a la confianza, construcción de la paz, de relaciones “más humanizadas”, en donde la mentira no contribuye.

“Quiero dejar totalmente claro esto, lo que buscamos es la reconciliación, el respeto a las personas, el respeto sus ideas […] Hay que tomarnos enserio la tarea que tenemos como legisladores, actores sociales, servidores públicos y en mi caso, como representante de la iglesia católica”.

Detalló que no presentará ninguna denuncia por difamación, sólo pedirá que “cada quien tome enserio el trabajo de cada quien”; pero sí pidió reflexión por las acciones, pues tras la declaración de Dávila Luévano se realizaron pronunciamientos erróneos e injustos a su persona.

ASÍ LO DIJO: “Quiero dejar totalmente claro esto: lo que buscamos es la reconciliación, el respeto a las personas, el respeto a las ideas de las personas”, Sigifredo Noriega, Obispo de Zacatecas.


Nuestros lectores comentan

  1. Josefina Pérez Salmerón

    Es muy triste que los legisladores empiecen a querer lástima nuestrA iglesia de Zacatecas ya bastante tenemos con soportar sus ideas de legalizar el aborto, y demás planes que atentan contra la familia. Mi apoyo completo para usted señor obispo. Quien no lo conoce podrá creer esas declaraciones. Siga adelante el pueblo católico está con usted. Nuestras oraciones lo sostengan a usted y a sus hermanos sacerdotes…Dios los bendiga y de antemano sabe que el manto de nuestra Madre Santísima los protege.