*PEDRO DE LEÓN MOJARRO
*PEDRO DE LEÓN MOJARRO

Dice el dicho popular que “lo que mal empieza mal acaba”. Después de atosigarnos con una campaña de difusión nunca antes vista que duró más de 3 meses promocionando a Ricky Martin, finalmente no se presentó.

Junto con este hecho, se destapo la “cloaca” de manejos turbios, en el costo de la contratación de artistas, sin explicación hasta el momento. Por lo pronto lo que habría que preguntar es dónde están los casi 20 MDP que, según informes, se le iban a pagar a Ricky Martin.

Recursos que servirían muy bien para que, aunque sea tarde, arrancáramos una campaña de prevención del delito, de la magnitud a la campaña para promocionar a los artistas de la feria.

La aplicación de estos recursos, por tratarse de los jóvenes, en la prevención, sería de lo más rentable socialmente hablando, muy por encima de cualquier obra que haya hecho el gobierno por importante que ésta sea.

El subsecretario de prevención del delito, Armando García Neri, a propósito de una reunión con un funcionario de la ONU, dio a conocer que el 5 de octubre, más de 3 años después de que arrancara el gobierno actual, por fin iniciaron  actividades de prevención del delito en los municipios de Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, Morelos, Trancoso, Enrique Estrada, Pinos y Loreto, pero…… ¿sí arrancaría?

En los   municipios de  Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, Morelos, Trancoso y Enrique Estrada, es donde se concentran los mayores índices de delitos en sus distintas modalidades, destacando la violencia intrafamiliar, el secuestro, la extorsión y el daño en propiedad ajena, entre otros.

Al respecto el INEGI acaba de publicar el resultado de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción en Seguridad Pública (ENVIPE). Según esta encuesta, el costo de la inseguridad en Zacatecas en 2018 fue superior a 4,000 MDP; así de grave en la parte económica, sin dejar de lado las terribles tragedias familiares que la inseguridad causa.

De ahí la importancia de hacer caso a la recomendación de la ONU.

La violencia no se va a terminar con más policías, soldados y  armas. Ésta se debe enfrentar en sus causas, mismas que surgen en la familia misma. La violencia intrafamiliar que lamentablemente ha crecido, genera automáticamente jóvenes  proclives a la violencia y a la drogadicción, ante un entorno familiar adverso.

El subsecretario Nery, informó que para el arranque del programa de prevención del delito cuentan con 5 MDP, muy lejanos a la millonada que malgastaron en la feria pasada.

Por eso insisto en que ese recurso que no le pagaron a Ricky Martin, se invierta en una intensa campaña de prevención del delito.

Es muchísimo lo que con muy pocos recursos, sumando esfuerzos, gobierno, padres de familia y sociedad, podemos lograr para construir una paz justa y duradera.

Paz que, además de regresar la tranquilidad a los hogares, permita rescatar el crecimiento económico del estado, desde el modesto vendedor de la central de abastos al que le cobran derecho de piso, hasta el  empresario agricultor que genera miles de empleos y que por la inseguridad tiene que no sólo dejar de producir, sino incluso de  abandonar sus propiedades y bienes.

Consciente y seguro de que la familia es el tesoro más grande de cualquier sociedad,  el esfuerzo para la prevención del delito debería iniciar en y desde el entorno familiar.

 

 

*Coordinador Estatal del Movimiento Nacional Ruta 5

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx


Deja un comentario