STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Debido a problemas de derrumbes, ha quedado fuera de operación un pozo del sistema Bañuelos-San Ramón en Guadalupe, y en consecuencia, han dejado de llegar 1.3 millones de litros de agua a viviendas y negocios abastecidos por la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ).

Debido a las características del agua y a la edad del pozo, fue corroído el ademe, una columna de acero de 200 metros, instalada para evitar derrumbes y proteger la tubería, cables y bomba con los que se extrae el agua, explicó la JIAPAZ.

Al fallar esa pieza de acero, se han registrado derrumbes que afectaron el equipo de bombeo desde la semana pasada, además que se corre el riesgo de un colapso del pozo.

Para poner en funcionamiento esta fuente de abastecimiento, se requiere rehabilitarla con una nueva columna de acero y engravado que permitan reforzar las paredes del pozo, lo que costaría alrededor de 450 mil pesos.

Debido a la insuficiencia presupuestal de la Junta, no ha sido posible realizar esta reparación, lo cual ha repercutido con presiones insuficientes en colonias como Tierra y Libertad, Rincón Colonial, San Miguel del Cortijo, San José de las Piedreras, entre otras.

Otro gasto emergente, informó la JIAPAZ, ha sido la rehabilitación de la línea de conducción de El Orito en Zacatecas, en donde fue necesario reemplazar 380 metros debido a obstrucciones con sarro que impedían el paso del agua a El Orito, Las Huertas, Estrella de Oro y colonias aledañas.

En esa línea de conducción se colocó material existente en almacén, y se hicieron piezas de acero especiales, con un gasto global cercano a los 500 mil pesos; debido a la imposibilidad de hacer nuevas adquisiciones, en otro tramo de 40 metros se extrae el sarro suelto pero se dejará la misma tubería.

Aunque con estas acciones se ha logrado restablecer el servicio, la JIAPAZ explicó que se trata de una medida temporal, debido a que otros tramos tienen obstrucciones parciales. Por lo cual, es necesario reemplazar en su totalidad esta línea de 6 kilómetros que actualmente está fuera de las posibilidades económicas de la Junta.

En ambos casos se planteará la situación a las autoridades municipales correspondientes, para que apoyen a la Jiapaz y se pueda asegurar el servicio de agua potable para la población.


Deja un comentario