ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Miguel León Portilla fue un filósofo, historiador y docente que nunca fue avaro con el conocimiento que tenía, siempre lo compartió gozoso, con un gran sentido del humor, pero un mayor espíritu formador, recordó José Francisco Román Gutiérrez, quien a pesar de su deceso lo sigue considerando como un gran amigo, con una relación con Zacatecas y gran defensor de las aportaciones indígenas al mundo contemporáneo.

“Jamás regateó un conocimiento, una sola pista, a ningún joven historiador que nos acercamos a él para cumplir con nuestra tarea, ya que si ha habido un investigador generoso con lo que sabe, en México, Latinoamérica y hasta en el mundo, ese ha sido León Portilla”, aseguró Román Gutiérrez.

El actual titular del Centro UNESCO en Zacateca recordó la gran aportación que el maestro Miguel León Portilla realizó para que se conociera La Guerra del Mixtón, con la publicación del libro La Fecha en el Blanco, donde habla de Tenamaztle, quien encabezó esta gran rebelión indígena en suelos zacatecanos.

“Don Miguel León Portilla, plantea y reivindica la figura de Tenamaztle, con Bartolomé de las Casas, como el momento decisivo en la cultura occidental para comenzar a hablar sobre la reivindicación de los derechos humanos, y esta aportación es realmente una de las más significativas que nos dejó a los zacatecanos”, puntualizó.

Mencionó que el trabajo realizado por León Portilla convino en un pensamiento del mundo prehispánico que desde la filosofía occidental no se concebía, pero demostró con una construcción analítica profunda sobre la relación entre lo humano y lo sagrado, que logró considerar a la cultura mesoamericana como aportadora al pensamiento universal.

“Dejó una huella muy valiosa para la cultura mexicana pero un posicionamiento que no negó jamás la contribución de otras latitudes a la misma cultura mexicana, porque fue un humanista que reconoció la talla de Fray Bernardino de Sahagún y les da el valor de un sabio humanista que no solo se preocupó por la evangelización, sino por los pueblos indígenas”, aseveró.

Precisó que esta recuperación de la sabiduría indígena a la cultura occidental para brindar visiones del México del siglo 16, que de no haberla logrado se tendría un retraso para entender un proceso de construcción del país de hoy en día.

“Su trabajo fue mostrar al mundo que realmente había una gran civilización antes de la llegada de los españoles, y que esa civilización fue constructora de ciudades, de visiones del mundo, de obras de ingeniería pasmosas, de un sistema alimentario que dio origen al frijol, al chile, al maíz, el amaranto y más, todo sin haber tenido contacto con la cultura occidental”, mencionó.

Detalló que el camino que dejó Miguel León Portilla se podría considerar como “una súper carretera” con líneas de investigación, no sólo de los trabajos que él realizó, ya que dejó abiertas ventanas para que los historiadores, antropólogos, sociólogos y lingüistas.

La muerte de Miguel León Portilla impactó a Román Gutiérrez quien recordó: “la última vez que hable con él fue hace 2 años, estábamos con la idea de que pudiera venir una vez más a Zacatecas, pero me comentaba que ya era muy difícil, y si tenemos amigos que vamos a extrañar sin duda será Don Miguel León Portilla”.


Deja un comentario