METICHES

En una muestra de un “altísimo” nivel parlamentario, a la verde diputada Karla Valdez se le ocurrió subir a tribuna el tema de las asambleas de Morena y criticó los problemotas que se vieron en Jerez, Guadalupe y sobre todo la capital. Que qué mal, dijo, ¡y sin morderse la lengua!, pues al parecer, cosa como ésa no la había conocido ni porque su partido es (o era) aliado del PRI.

Pa’ pronto salieron a hacerle segunda los tricolores y Luis Esparza disipó toda duda de por qué están como están. Defendió que la tribuna, según él, sirve para “denunciar, felicitar y hasta denostar (¿?)”. Qué mal, agregó, que Morena caiga en lo que aún le critican ¡al PRI! Con esas ayudas, Chema González mejor se guardó su participación. Porque calladito se ve más bonito.

 

RESPONDONES

El que no se aguantó y dio cachetada con guante blanco fue el morenazo Héctor Menchaca. Mal que usen la tribuna pa’ meterse donde no les llaman, les reviró. Y que, si a cuentas vamos, nomás recordar las elecciones en el sindicato de salud. ¡Sopas! Karla Valdez prefirió aplicar la de Chema y mejor ya no respondió, por aquello de su íntima amistad con Norma Castorena, mandamás del sector.

Pero para igualar el marcador y meterse un autogol que hizo historia, los guindas tuvieron el apoyo, siempre oportuno, de Alma Dávila, quien cayó redondita. La tacoalechense echó “carajos”, (que nadie le creyó) y se trabó al dar explicaciones (que nadie le pidió). Con golpes en el pecho, lamentó que se llevara a Morena a “la crisis”. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa…

 

1, 2, 3 POR…

A varias víboras comunicadoras les extraña que “el joven” alcalde Ulises Mejía primero anduviera muy sobrado y ahora esté muy escondido. Al de Morena se le distinguía por su saturadísima agenda y los constantes llamados a los medios a seguirlo pa’ todos lados. Ahora no. Aunque sigue yendo a eventos, nomás a su raza acopla.

Desde los mismísimos pasillos del ayuntamiento de la capital, llegó a este Veneno que no es que el primer edil fuera tímido, sino que ¡lo hicieron! Y que todo se trata de una estrategia para que ya no le pregunten por la falta de gobierno en La Joya de la Corona. ¿Ésta también será orden del papá incómodo, Toño Mejía?

 

NI TAN LEGAL

No sólo en la zona conurbada, sino también en otros puntos del estado, ya empiezan a saltar las quejas por el tan promocionado plan de regularización Lo Legal, que ni tan legal resultó. La gente acusa que ahora sí los tránsitos, encabezados por el director Oswaldo Caldera, se están pasando de lanza.

A los de Seguridad Vial se les acusa de barrer con todo y sin preguntar, lo que ya está calando por cobros en exceso. Muchos se preguntan si de veras el gobierno del estado quiere regularizar a los motociclistas, o nomás están haciendo su guardadito para el cierre de año. Otros, más chismosos, dicen que los gustos que presume Caldera en la corporación, pues no se van a pagar solos.


Los comentarios están cerrados.