STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

En el espacio artístico independiente Tiempo Compartido, cada miércoles se llevan a cabo sesiones de trabajo denominadas Labores Feministas. Éstas son comunidades de diálogo referentes al feminismo y a las redes de apoyo y de circulación de saberes. Continuamente tenemos invitad@s para abordar estos temas como una forma de reflexionar sobre procesos colaborativos ligados al feminismo. Mantenemos la pregunta ¿por qué queremos estar juntas?, como un cuestionamiento motor que nos permite pensar, probar e imaginar otras formas de colaboración.

En este marco, y para seguir discutiendo sobre redes y saberes, en la sesión del 30 de octubre del presente año contamos con la presencia del doctor Sergio Octavio Contreras Padilla, especialista en medios de comunicación masiva, Internet y política, acción colectiva y redes sociodigitales.

Se comenzó la sesión con un recorrido histórico de los medios de comunicación, de la imprenta hasta las redes sociodigitales que al día de hoy forman parte importante de nuestra vida cotidiana y se han convertido en los espacios con mayor flujo de información. Estos nuevos display de la comunicación, cambian las prácticas sociales y la forma en que nos relacionamos con el mundo, lo que trae consigo grandes ventajas en la accesibilidad de la información, pero también importantes peligros, como la manipulación masiva para beneficio del mercado y la política.

La charla tuvo dos puntos que provocaron la participación y el debate entre las participantes, uno relativo a la posverdad y otro a los memes.

Durante la sesión se analizó cómo hasta hace pocos años no había ningún gobernante ni presidente que atacara a los medios de comunicación tradicional (televisión, radio, prensa escrita) porque estaban considerados como una especie de contrapeso político, pero la llegada de políticos como Donald Trump,  quienes declaran que los medios son los mentirosos y propagan fake news,  y que ellos dicen la verdad, han genera más desconfianza de las personas para con los medios de comunicación; lo mismo hace López Obrador, quien los cataloga como periódicos fifís, o las desafortunadas declaraciones del presidente referidas a la prensa con la frase “Le muerden la mano a quien les quitó el bozal”; estos discursos proferidos desde quien ostenta el poder crea una “realidad” diferente.

Se analizó también el polémico comentario de Carmen Aristegui sobre el supuesto alcoholismo de Felipe Calderón, en donde sólo plantear esta pregunta abrió un debate, la realidad es que jamás se ha comprobado que Felipe Calderón sea alcohólico, aunque se dice en las redes constantemente. Si buscamos en ellas las referencias a este político lo encontramos vinculado a memes con pretensión humorística pero dan por hecho que esa noticia es verdad. Después de estas conjeturas, Gerardo Fernández Noroña llevó una pancarta al congreso donde decía –¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿y por qué lo dejas conducir el país?–;  al aparecer esto en redes,  en los periódicos y la prensa formal, en la opinión pública se generó la idea de que Calderón es un alcohólico, pero nuca se ha comprobado. Esa realidad construida a través de las redes, que se presenta como una “verdad” para muchas personas, no tiene ninguna evidencia, y a esto es a lo que se le conoce como posverdad. La posverdad es aceptar una “verdad” que es falsa porque reconocer la verdad real es muy doloroso o porque está a medida de nuestros prejuicios. Este tipo de historias van configurando en el imaginario colectivo una serie de realidades mediatizadas que al final de cuentas, cuando las personas las integran a su vida, le ayudan a orientarla o a darle sentido a ciertas cosas.

Quizá lo más escalofriante es que hace unos años en los que se planteó la pregunta por Carmen Aristegui sobre este tema, sólo fue una pregunta, hoy se dicen mentiras abiertamente y no pasa nada.

De ahí llegamos al meme, que en el caso de Internet es una explicación muy concreta sobre la realidad y sirve para condensarla; tiene sus pros y sus contras, es muy fácil de digerir, se usa cuando queremos convencer a otro en poco tiempo, pero si seguimos por un periodo más largo con los memes podemos convertirlo en posverdad.

El meme es una nueva figura que aparece en la cultura de Internet, pero no tiene el origen ahí, proviene de la década de los ochenta, de Richard Dawkins en su libro El Gen Egoísta, es él quien por primera vez escribe la palabra “meme”, pero se refiere a una unidad mínima de información cultural que se reproduce como un gen dentro de la cultura. El gen cultural es el meme, que se va heredando de generación en generación; por ejemplo la celebración del día de muertos sería un meme, en el sentido de que se va heredando en las familias y han pasado muchas generaciones y no termina, incluso se va renovando y se le van añadiendo cosas nuevas. El meme prevalece aun cuando las personas mueran, el meme es una herencia cultural, es un lenguaje, son las costumbres, es la sazón que le pone la abuelita a la comida. Esta herencia cultural que le llama el autor meme, se retoma para llevarlo al campo de Internet, ahí se trata de una reproducción de contenidos culturales por parte de los usuarios que se reproduce infinitamente y no acaba, no termina.

La posverdad es aceptar una “verdad” que es falsa porque reconocer la verdad real es muy doloroso o porque está a medida de nuestros prejuicios. Este tipo de historias van configurando en el imaginario colectivo una serie de realidades mediatizadas que al final de cuentas, cuando las personas las integran a su vida, les ayudan a orientarla o a darle sentido a ciertas cosas

El meme es una nueva figura que aparece en la cultura de Internet, pero no tiene el origen ahí, proviene de la década de los ochenta, de Richard Dawkins en su libro El Gen Egoísta, es él quien por primera vez escribe la palabra “meme”, pero se refiere a una unidad mínima de información cultural que se reproduce como un gen dentro de la cultura

Por Alba Citlali Córdova Rojas / Doctora en Investigación Artística por la Universidad de Sevilla.


Los comentarios están cerrados.