ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

“Hay que ser mejores administradores y más creativos”, enfatizó el obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, ante la austeridad que mantiene el gobierno del estado y los recortes presupuestales a programas desde la Federación.

“El llamado a la austeridad [del gobierno estatal] me parece muy sensato, muy realista; es una invitación a la corresponsabilidad […] El llamado es oportuno porque todos estamos en el mismo barco”.

Asimismo, refirió que, si bien estas decisiones, como recortar los presupuestos en diversos sectores, no son gratas, “tenemos que ser realistas y exigentes para que esto nos ayude a salir adelante”.

En este contexto, puntualizó que la población también debe ser vigilante de si el esfuerzo que se hace con esta acción realmente ayuda a mejorar o cambiar los problemas que vive el país. “En el momento en que veamos que esto no  funciona, tenemos derecho a expresarlo”.

En el caso del gobierno, sentenció que se requiere de un análisis profundo para saber qué tanto podrían ser dañados ciertos sectores, como el campo, educación, seguridad y empleo, rubros de interés en los que se afectaría a sectores vulnerables.

“Habría que analizar a dónde vienen los recortes, en qué afectarán directamente, porque podrán afectar a todos, pero dentro de este grupo hay personas más vulnerables […] La situación puede ponerse de difícil a grave, necesitamos políticas sociales que apoyen a que la gente salga adelante”.

ASÍ LO DIJO: “Habría que analizar a dónde vienen los recortes, en qué afectarán directamente, porque podrán afectar a todos, pero dentro de este grupo hay personas más vulnerables”. Sigifredo Noriega Barceló, obispo de Zacatecas


Los comentarios están cerrados.