CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ | NTRZACATECAS.COM

NOCHISTLÁN. El proyecto del Rastro Tipo Inspección Federal (TIF), tiene un retraso de ocho meses en su apertura y podría terminar este año sin que se eche a andar, debido a que falta la perforación de un pozo para uso exclusivo del rastro, reconoció Adolfo Bonilla Gómez, titular de la Secretaría del Campo (Secampo).

Aceptó que el rastro “va desfasado”, a pesar de que hace ocho meses concluyó la construcción del edificio, que tuvo una inversión de 36 millones de pesos, pero falta la perforación del pozo para el que se destinó 1 millón 200 mil pesos.

También, desde hace ocho meses se capacitó a la plantilla de personal que estará conformada por aproximadamente 30 personas, entre operativos y administrativos y, que por falta del agua, tuvieron que continuar sus labores en el rastro antiguo.

Bonilla Gómez explicó que la dificultad que enfrenta el ayuntamiento es el inicio de esta obra complementaria, ya que la perforación de un pozo siempre es incierta, puesto que se marca el lugar donde puede haber disponibilidad del agua, “pero no siempre se tiene la certeza de que se obtenga”.

En ello, Bonilla afirmó que la secretaría trata de resolverles el problema al Municipio, “porque estamos convencidos de que el proyecto es muy bueno, ya que el Rastro TIF de Nochistlán incluso es más moderno que el de Fresnillo, por ello vale la pena que lo echen a volar”.

Aseguró que en estos días tuvo una plática con el presidente municipal “y está decidido y comprometido a que pronto lo tengan en operación”.

Al respecto, agregó que un vecino tiene un pozo cerca y que cabría la posibilidad de solicitarle agua y se le compensaría una vez concluido el pozo pretendido.

12 cabezas de 50 que tienen como meta

El subsecretario de Ganadería, David García, resaltó que inicialmente, durante un mes y medio el rastro se abastecía de agua por pipas para llenar los aljibes, pero decidieron volver al rastro antiguo para continuar con los trámites para la perforación del pozo.

Informó que este TIF de Nochistlán será a futuro “un centro de acopio muy grande”, así como para el congelamiento de canales. Actualmente se sacrifican apenas 12 cabezas de ganado, en su mayoría bovino.

Sin embargo, una vez que se entregue al 100 por ciento y el personal esté listo para trabajar, este TIF tendrá capacidad de matanza de 50 cabezas diarias y, aunque también podrán matarse cerdos, lo principal es el ganado bovino.

“Por su importancia y ubicación, este espacio pretende ser un gran centro de acopio de toda la zona del sur del estado, y aunque se cuenta con otro rastro para equinos y bovinos en Jerez, el de Nochistlán, cuenta con aparatos más modernos y tecnología de punta, por ejemplo, para quitar cuero, así como las salas de refrigeración, además de que ya tiene su propio sistema para el tratamiento de agua”.

En sí, David García dijo que el Rastro TIF tiene más especificaciones en cuestiones sanitarias para producir carne de la mejor calidad para el consumo.

Su importancia también radica en la cobertura que daría a los municipios de la región, pues recibiría la producción no solo de Nochistlán de Mejía y Apulco, sino de municipios de Jalisco como Yahualica.


Los comentarios están cerrados.