ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) permanece como una de las instituciones públicas de educación superior entre las que hay mayor déficit financiero, al arrastrar adeudos desde hace ocho años, cuyo monto actual asciende a 2 mil 100 millones de pesos.

Aunque la institución ha mantenido en el último rectorado fuertes medidas de austeridad, los incumplimientos y decisiones establecidas de autoridades en administraciones anteriores son la causa que mantiene la situación de crisis en la máxima casa de estudios.

En reiteradas ocasiones, el rector de la UAZ, Antonio Guzmán Fernández, ha puntualizado que persiste el esfuerzo de la institución por adecuar las acciones de austeridad convenientes, incluso apretando el recurso del gasto operativo; sin embargo los adeudos con instituciones como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Instituto de Seguridad y Servicio Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), entre otros, ponen en riesgo su estabilidad.

La institución debe cerca de 900 millones de pesos al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR); le sigue el adeudo al ISSSTE la cantidad de 560 millones; en el caso del ISR se deben 225 millones; al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), 248 millones; mientras que al SAT, 200 millones de pesos.

Con respecto de los gastos operativos, el rector detalló que se utilizan alrededor de 9 millones de pesos mensuales, para los insumos de comedores se aplican 2 millones, de la energía eléctrica se requiere 1 millón 200 mil pesos y para Agua Potable se destinan 600 mil pesos, misma cantidad que se necesita para el servicio telefónico y de red Internet.

Además, se utilizan alrededor de 600 mil pesos para el mantenimiento en infraestructura, 250 mil pesos en combustible para funcionamiento de vehículos de uso universitario, 100 mil pesos para becas de movilidad y 100 mil para las actividades deportivas de la institución.

El rector declaró que, como parte de las medidas de ajuste y apretar el gasto, también se disminuyeron  salarios de puestos de confianza y funcionarios de la universidad, que en su caso, de acuerdo a la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), actualmente percibe un sueldo mensual entre los 65 mil pesos.

“Nosotros seguimos con el compromiso de la austeridad, haciendo un esfuerzo por retener gasto, optimizar recursos materiales, asignar de mejor manera el recurso humano para dar oportunidad a mayor cobertura de estudiantes; entre otros”.


Los comentarios están cerrados.