ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Jehú Salas Dávila, secretario general de gobierno, confirmó que tiene conocimiento de “intentos de extorsión” a presidentes municipales por parte de grupos del crimen organizado.

“Sí, definitivamente ha habido muchos intentos de acercamiento de algunos grupos delictivos con los presidentes municipales; […] acercamientos tanto con los directores de seguridad pública, como con los secretarios de gobierno municipales y alcaldes», expresó.

Salas Dávila aseguró que conoce todas las denuncias de los alcaldes, donde expresan de manera directa “las amenazas o intimidaciones de estos grupos delictivos”, por lo que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) ya investiga estos hechos.

Los presidentes que han externado esta problemática pertenecen a los municipios de Loreto, Nochistlán, Río Grande y Apozol; en éste último, al alcalde se le proporcionaron dos elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) para su seguridad.

Sin embargo, Jehú Salas reiteró que prácticamente en la mayoría de los municipios “los grupos delictivos intentan tener acceso y comunicación directa con los alcaldes”.

“Nosotros hemos estado tratando de intervenir para que, bajo ninguna circunstancia, se pueda dar una comunicación o cualquier tipo de negociación”, agregó.

En este contexto, sentenció que la Secretaría General de Gobierno, junto con el Grupo de Coordinación Local (GCL), tiene el compromiso de respaldar a los alcaldes afectados “hasta donde tengamos la capacidad institucional y el estado de fuerza para hacerlo”, pues recordó que en la mayoría de los municipios los elementos policiales son mínimos, mientras que en otros es nula su presencia.

Apulco es un ejemplo de la inseguridad que pueden vivir las autoridades municipales, ya que la presidenta de esta demarcación mantiene su mando “desde el exterior”; es decir, no vive en el lugar por problemas de inseguridad.


Los comentarios están cerrados.