¡A LA ORDEN!

Sabrosa se puso la aprobación del presupuesto de egresos 2020. Desde la votación del dictamen en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, sobresalió que los de Zacatecas ya no se van a cambiar del “lado correcto de la historia”.

El advertido por el gobierno del estado como “el peor de los mundos”, recibió de origen la palomita de los legisladores de origen zacatecano: Alfonso Ramírez Cuéllar, de Morena y presidente de la comisión; Reginaldo Sandoval, del PT, y hasta ¡Lyndiana Bugarín!, del PVEM. Atrás quedaron los tiempos en los que la legisladora hizo campaña con el PRI. Y ya lo pasado, ¡pasado!

 

ENFILADOS

En la discusión buena, en lo general, tampoco faltaron los de Zacatecas que robaron cámara. Al dar posicionamientos los partidos, Bugarín se encargó de recalcar que el Verde ya es más guinda que hasta Morena (al menos que buena parte de la del estado). Y Carlos Puente remató: “sin choros”, a favor.

Sandoval hizo lo propio al hablar a nombre del PT. Juntito estaba Alfredo Femat, complacido también. En cambio, cuando unos cuantos del tricolor salieron a intentar defenderse, no se le vio al minero Carlos Pavón, ¿o será que se les perdió? Así hizo historia la mermada representación del PRI por el estado antes más priísta del país, en la distribución de recursos que ya va dándole color, dos años atrás, al 2021.

 

AFECTADOS

Mientras los diputados federales de Zacatecas estaban “trabaje y trabaje” por la Cuarta Transformación, los locales estaban buscando… ¡más vacaciones! La CRICP subió al pleno la propuesta para que los legisladores tengan no uno, sino dos mesezotes de “merecidodescanso entre periodos. ¡¿Nada más?! Para que no le digan ni le cuenten: la iniciativa fue apoyada por representantes de todas las bancadas, desde Chema González, del PRI, hasta Chuy Padilla, de Morena.

Lo más chistoso, comentaron los chismosos parlamentarios, fue la argumentación que dieron para justificar la que no pocos consideraron una desfachatez. Que las “funciones” de la Legislatura cada vez son más y más difíciles, que necesitan organización y racionalidad en sus decisionesnooombre!) y que se han visto severamente afectados en sus relaciones, pues porque tienen que ir a trabajar. ¡Ay, pobrecitos!

 

AGARRÓN

Con Soledad Luévano eso de no drama no aplica y, por más que el gobernador Alejandro Tello dijo que lo que menos que quería era “polémica”, la senadora de Morena respondió desde su cancha (vía Face) que no le va a responder. Sí, que la denuncia que interpuso el mandatario ante la FGR le va y le viene. Por lo que, a la batalla Luévano vs. Tello (y viceversa), no se le ve fin próximo.

Mientras tanto las serpientes chismosas aseguran que, nomás se difundieron las declaraciones del góber, en el Congreso del Estado hacen changuitos para que pronto les caiga la iniciativa para eliminar el fuero a los legisladores federales. Lo malo: justo en la Cámara Alta es donde antes se habrá de decidir. Desenlace… hasta 2024.


Los comentarios están cerrados.