ESPERANZA

La buena noticia es que Zacatecas fue contemplado en el acuerdo nacional de infraestructura con inversión privada. La mala, advierten las serpientes, es que fue con la Presa Milpillas, el proyecto más conflictivo de la actual administración. Por lo pronto, en el estado ya ponen veladoras para que, con un poco de esa suerte que sólo podría darles AMLO, a la obra se le quite la maldición.

Además de las muchas ganas que le echa la SAMA para que no sea así, el problema, critican los que saben, es que con tanto cambio de director en la Conagua las cosas nomás no avanzan. Y se pusieron peores, dicen, por la falta de buenos perfiles, desde Héctor El Toro González Curiel. Desde la comisión aseguran que, por lo pronto, hacen esfuerzos para que el nuevo, Víctor Manuel Reyes, entienda que ya no trabaja en el gobierno estatal, sino en la Federación.

 

FACILITOS

Con la Legislatura que padece Zacatecas, el presupuesto está más que planchado y nada le preocupa al gobierno del estado, afirman los chismosos. Tan es así que, este martes, un nutrido grupo de diputados acudió, obediente y sin rubor, a una reunión para ir estableciendo acuerdos con el gobernador Alejandro Tello. Al resto de legisladores, reconocieron, los tienen “como perros”, esperando a ver qué les cae.

Y lo peor, reclamaron los que quedan quejosos en Morena, entre ellos Omar Carrera y Alma Dávila, es que cada vez más la “oposición” es un chiste, pues el primero en responder al llamado del titular del Poder Ejecutivo fue ¡el líder de la bancada de los guindas, Chuy Padilla! Con esas ayudas, dicen, el súper bloque multicolor de partidos se las huele fácil para lo que viene.

 

QUE AL CABO HAY

El diputado de Morena Héctor Menchaca se llevó de corbata a todos sus compañeros de curul, al menos en lo que a presunciones de primeros informes de la Legislatura local se refiere. Víboras parlamentarias enviaron a este Veneno un ejemplar del nuevo “órgano de difusión de Menchaca”.

El panfleto (de 12 páginas, repleto de fotos del morenazo e impreso a todo color) informa que fue elaborado ¡por el mismísimo diputado!, con una pequeña ayudadita de “asesores y personal” del Congreso, que para eso sí están prestos a trabajar. Pequeño detalle: lo único que no se menciona es ¿cuánto habrá costado el gustito guinda-fifí?

 

INGENIOSOS

Trascendió que, como en la Secretaría de Obras Públicas cada vez se ven más mermados en sacar raja por la falta de presupuesto, nuevos negocios se manejan en la dependencia estatal, encabezada por Jorge Luis Pedroza.

Resulta que expandieron sus horizontes y ahora personal de la SOP cobra ¡hasta 30 mil pesos!, dicen, con la promesa de beneficiar a pobres incautos para que entren a los programas para ir a trabajar a Canadá. En los pasillos se cuenta que ya tienen quejas contra quienes se aprovechan de los que llegan a la secretaría buscando auxilio, por la caída en el empleo en el sector de la construcción. ¡SÓPatelas!


Los comentarios están cerrados.