ALBERTO MORONES / ntrzacatecas.com
ALBERTO MORONES / ntrzacatecas.com

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas aseguró que los casos que se tienen de sacerdotes acusados de pederastas “están donde deben estar, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) realiza las investigaciones; mientras que al interior de la iglesia también se lleva un proceso propio, donde lo primero es separarlos del cargo”.

Negándose a precisar el número de caso que se tiene en la entidad “por respeto a las personas y a los procesos de investigación”.

Refirió que las carpetas que tiene la FGJE aún llevan su curso, no se ha tenido resolutivo de ninguna; al igual que en los procesos internos de la iglesia porque la información se entrega al Vaticano y “demanda mucho tiempo”.

Pese a ello, sentenció que, como primera medida a tomar, de acuerdo a los protocolos de la iglesia es que “cuando hay indicios se separe de cargo, y eso es lo que hemos hecho”.

 


Deja un comentario