DE FIESTA

Una nutrida galería de fotografías circuló en redes sociales para ver quién se acercó más al mero mero de la 4T, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el fiestón de este domingo en el Zócalo. El góber Alejandro Tello pasó de no saber cuándo venía el presidente a Zacatecas a ocupar asiento en las primeras filas de los aplaudidores. Y, tarde pero sin sueño, reiteró que avanza la no tan tersa transición a la era Morena.

Por cierto que otro que se dejó ver por allá fue el coordinador general de Ganadería, David Monreal. Pero al primer candidateable por la gubernatura en 2021 (según las encuestas), se le vio en otro plano y se quedó con la gente, con la banda, pues. Salvo el senador José Narro, de los demás morenos que ya se andaban trepando al caballo, sólo se supo que anduvieron, al parecer, “ocupados” y pues… mañana AMLO dirá.

 

SOLITARIOS

Poco eco logró en Zacatecas la manifestación en contra de AMLO, en gran parte, dicen, por la falta de organización. La convocatoria de la líder estatal del PAN, Noemí Luna, fue débil, casi nula y apenas unas cuantas personas se le unieron. A buena hora se dan cuenta de que el albiazul de Zacatecas no es el mismo que el del país.

Y del megafrente multicolor, pues el resto prefirió quedarse en casa. Las víboras partidarias aseguran que pocas esperanzas se le pueden ver al bloque, si nomás no se ponen de acuerdo ni en la organización.

 

MODELO, EN LA MIRA

Un conflicto tamaño Peñasquito o San Martín advierten se gesta en la planta cervecera de Modelo, en Calera. Mientras, en Sombrerete se reaviva el temor (cada vez más real) de que Napo Gómez Urrutia retome la huelga en la mina de Grupo México y, en Mazapil, aún no se ve final al conflicto con Newmont-Goldcorp, cuyos largos bloqueos se le achacan directamente al también senador de Morena José Narro.

El tamaulipeco, advierten chismosos de la cervecera, ahora va por Calera. Esta semana, en la planta se harán votaciones para decidir si se queda el sindicato de la CTM o el de los llamados “independientes”. A estos últimos aseguran que los asesora Narro y, así como Morena, dicen, se les ha vendido como “la esperanza de los trabajadores”. Y es que los “independientes” no hacen por negarlo, pues acusan a los “cetemicidas” (así les dicen) de representar al régimen de un “moribundo PRI”. ¿Estará enterado el secretario de Gobierno, Jehú Salas?

 

UNIDOS EN ACTIVISMO

Luego de que la doctora Cristina Rodríguez publicara su reseña de la película Inesperado, a Zacatecas llegó Eduardo Verástegui a promocionar el filme contra el aborto. Ya se chismeaban conspiraciones del estado para lograr tan distinguida visita, cuando se revelaron las fotografías de la recepción que le organizó al productor… ¡el Ayuntamiento de Guadalupe! El alcalde de Morena, Julio César Chávez (así se llama), y su esposa Susy Solís fueron quienes recibieron con toda gala al promotor del filme “provida”.

El convertido a morenazo demostró que no para todo los aliados del PRI son oposición, pues se le vio muy cómodo con la diputada local del Panal, Aída Delgadillo, y la ni tan Verde, tocaya de la primera dama guadalupense, Susana Rodríguez. Aprovechando la ocasión, Rodríguez demostró que usa bien la lana que le toca (herramientas legislativas, les decían), pues desde el mismísimo Congreso anda repartiendo boletos para ver la película patrocinados por el PVEM. En la curul, para que quede claro, no va el pañuelo verde, sino el azul.


Deja un comentario