SAÚL ORTEGA | NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA | NTRZACATECAS.COM

A más de cuatro años del anuncio de la construcción de la Presa Milpillas, en Jiménez del Teúl, no existe claridad si la obra se ejecutará, dado que el gobernador, Alejandro Tello Cristerna, dijo que pedirá al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reasigne los recursos “a una obra que sí se pueda realizar”.

Esto, porque gobierno federal, por medio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), no asignará recursos económicos para la construcción del vaso de la presa “hasta que estén resueltos los conflictos sociales en la región”, advirtió el director de la dependencia federal en Zacatecas, Víctor Manuel Reyes Rodríguez.

Por su parte, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) celebró, mediante un comunicado de prensa, la cancelación de los 504 millones de pesos para dicho vaso.

En contraste, fueron asignados 4 mil 502 millones de pesos para la construcción del acueducto que habría de transportar el agua desde Milpillas hasta el centro del estado, dentro del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado.

De ahí que Tello Cristerna busque la reasignación en obras como carreteras y periféricas “ya que es una obra que no se puede hacer porque no existe la presa, no puedes hacer el 2 mientras no tengas el 1”.

Respecto a los problemas sociales en la región, el gobernador mencionó que es necesario que “baje un poco la intensidad [respecto a la compra de los terrenos] porque los están tratado de vender muy caros, a precios que los avalúos no los dan. Creo que hay actores políticos, ahí se los dejo, que es lo que querían, se está especulando y no lo voy a hacer”.

Agregó que no tiene problemas para que sea otro gobernador quien dé continuidad a la obra de la presa y confió que quienes pretenden vender con sobreprecio las tierras para el vaso de la presa, “recapaciten, porque se le hace mucho daño a Zacatecas”.

Aclaró que en este momento, el gobierno del estado no impulsa la compra de los terrenos por lo elevado de los precios: “no he querido en ningún momento entrar en otra dinámica, la Coordinación Jurídica explora mecanismos de expropiación, pero el presidente de México no quiere eso”.

Tello Cristerna especificó que López Obrador, “lo que quiere es que los grandes proyectos no sean polémicos, no haya oposición social y es lo que estamos buscando”.

Cruzados de brazos

Víctor Manuel Reyes Rodríguez, director de Conagua Zacatecas, advirtió que en el caso de la Presa Milpillas, sólo habrán de destinarse recursos económicos hasta que estén solucionados en su totalidad los conflictos sociales que existen en los ejidos de Jiménez del Teul.

Y, aun cuando indició que trabajan de la mano con gobierno del estado para avanzar en el proyecto, mencionó que en este momento “sólo podemos esperar los resultados [de las negociaciones con los ejidatarios]”.

Afirmó que, pese a estar sólo a la espera, mantienen reuniones constantes con personal de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), Procuraduría Agraria y Registro Agrario Nacional (RAN), entre otras, para conocer los avances en las negociaciones con ejidatarios.

En tanto se logran acuerdos entre las partes en conflicto, Conagua continuará en la busca de salidas para dotar de agua al corredor desde Fresnillo hasta Guadalupe y, en la medida de lo posible, evitar la sobreexplotación de los acuíferos de la zona de Calera de Víctor Rosales.

Reyes Rodríguez insistió que en la dependencia a su cargo son conscientes de esta sobreexplotación y la necesidad de perforar nuevos pozos en lugares que no estén en veda.

Afirmó que es necesario buscar otras alternativas para mantener el abasto de agua potable en las zonas urbanas, pero que actualmente no tienen proyectos para este tipo de infraestructura.

Celebración

La REMA, mediante un comunicado de prensa, celebró que el gobierno federal pospusiera la asignación de los 504 millones de pesos para la construcción del vaso y cortina de la presa.

“Esta noticia sobre la cancelación de 504 millones originalmente destinados para iniciar la construcción de la Presa Milpillas, desmonta de facto un proyecto que, de acuerdo a documentos oficiales, tiene un costo total equivalente (sic) a poco más de 6 mil millones de pesos de inversión total”, dice el boletín difundido.

Menciona, además, que estarán “atentos y alertas porque ahora ya de manera directa, el gobierno zacatecano menciona que será el sector empresarial quien pretende inyectar más de 4 mil millones de pesos para iniciar la construcción de un acueducto”. Sin embargo, esta inversión no es de gobierno del estado, sino de la Federación.

Según la REMA, esta obra afectará el territorio de Niño Artillero y Nuevo México en Sombrerete; La Presa, Misericordia y Anexos, Primero de Mayo, Trujillo y Buenavista, Melchor Ocampo, Tapias, San Cristóbal, El Salto, Eréndira, México Nuevo y Providencia en Fresnillo; Hacienda Nueva en Morelos; y La Pimienta en Zacatecas.

Viejo proyecto

El proyecto de construcción de la Presa Milpillas, en Jiménez del Teúl, está detenido desde su anuncio el 8 de septiembre de 2015, por el ex gobernador Miguel Alonso Reyes.

En su momento se dio por hecho el inicio de la construcción de la presa, que tendría como destino el uso urbano del agua, con lo que quedaría garantizado, durante 50 años, “la viabilidad de la vida y del desarrollo económico de la zona metropolitana Fresnillo–Zacatecas–Guadalupe”.

La justificación del entonces mandatario fue que en la entidad sólo uno de cada tres metros cúbicos de agua de lluvia se retiene y el líquido se pierde al irse a otras cuencas del país.

Alonso Reyes solicitó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que se revisara el caso y la conclusión fue que había la disponibilidad de almacenar hasta 100 millones de metros cúbicos, de los cuales estaban autorizados 47.

A la fecha, nada de esto ha sucedido.


Los comentarios están cerrados.