Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El senador de Morena Napoleón Gómez Urrutia aseveró ayer que van a resistir la presión de las organizaciones empresariales y «fuerzas más conservadoras» que buscan retrasar o frenar las reformas sobre outsourcing.

Durante la primera asamblea nacional de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), de la cual es presidente, el también líder minero advirtió que no van a ceder a chantajes ni amenazas ante una práctica que es arbitraria e ilegal.

«Vamos a resistir. Por más que lo argumenten, lo defiendan, nos ataquen, no tienen la razón y no pueden pasar por encima de esta iniciativa; podemos platicar y discutir todo el tiempo que sea necesario, están queriendo ganar tiempo para utilizar a sus abogados, políticos, amigos y cómplices», dijo.

«Para hacer tareas de cabildeo, para ver si cambian la decisión que el pueblo de México y la clase trabajadora están tomando, y que el Gobierno de la República estoy seguro que va apoyar. Podremos retrasarlo unas semanas, no importa, (…) debemos hacer que esto cambie y que se haga justicia». Gómez Urrutia exhortó a quienes se oponen a estas reformas a que moderen sus ambiciones desmedidas y reconozcan su responsabilidad social con la clase trabajadora.

Luego de que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) cuestionó la propuesta de reformas a las leyes del Trabajo y Seguro Social que prohíben la mayoría de los esquemas de outsourcing, el Senado frenó el dictamen -que ya se aprobó en comisiones- y anunció que se revisará en Parlamento Abierto.

Ante cientos de agremiados a la CIT, Gómez Urrutia criticó que grupos empresariales adviertan que la iniciativa es arbitraria, peligrosa y pone en riesgo puestos de trabajo, cuando son ellos los han estado en la ilegalidad.

«Cuando han defraudado al fisco, y eso es un crimen, no pagar impuestos, cuando no le pagan a sus trabajadores sus derechos, al reparto de utilidades y otros más, son ellos, cuando los registran en el Seguro Social con salarios muy bajos para no contribuir con lo que les corresponde», resaltó.

En la asamblea, a la que asistieron las Secretarias de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y del Trabajo, Luisa María Alcalde, el senador se dijo abierto a escuchar todas las voces en el Parlamento Abierto, aunque advirtió que eso ya se hizo en meses pasados durante el análisis de la reforma laboral.

Tras participar en la asamblea de la CIT, Arturo Olivares, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, apoyaron la regulación del outsourcing que impulsa el senador y advirtieron que a través de la subcontratación se están evadiendo las cuotas obrero-patronales, en detrimento del IMSS.

Por: Antonio Baranda


Los comentarios están cerrados.