Pablo Pedroza Bernal
Pablo Pedroza Bernal

Atender la numeralia o…

 

El mes de septiembre escribí en este espacio: MI OBLIGACIÓN ES AQUÍ,  en ocasión de las razones del Gobernador Alejandro Tello de atender lo importante, lo que en su Agenda son los espacios donde pueden decantarse y concretarse resultados concretos, conforme a las prioridades de su gobierno.

Lo anterior en referencia del señalamiento hecho por el Capitán de la 4ª  de gobernadores que no acuden a las mesas o Coordinaciones Estatales para la construcción de Paz y Seguridad, mencionando entre ellos a nuestro gobernador, ante lo que de inmediato Alejandro Tello manifestó, a nivel local y nacional, la inexactitud del señalamiento, pues como ha sido desde el inicio de esta administración, acude puntualmente a las reuniones del Grupo de Coordinación Local integrado por representantes del Gobierno Federal, Estatal, el Ejército y, desde su arribo, la Guardia Nacional. A la Reunión de Construcción de Paz y Seguridad acude en su representación puntualmente el Secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos, un profesional del tema, asistiendo además el Subsecretario de Prevención del Delito Armando Neri, en representación del Secretario General de Gobierno.

La asistencia del Ejecutivo es optativa, y puede ser representado, en este caso por el Secretario de Seguridad, por lo cual no existe ausencia del Gobernante en ese frente. Con ello se cumple con lo establecido en el DOF: 16/05/2019 que incluye  el DECRETO por el que se aprueba la Estrategia Nacional de Seguridad Pública del Gobierno de la República. Hay que leerlo para dimensionar el resbalón que hicieron dar al Presidente quienes con estática le informan, y la dimensión que tienen las mesas de Construcción de Paz y Seguridad.

Ante este primer desaguisado bien vale que quien le informa no entre en una dinámica de teléfono descompuesto, en lo concerniente a las acciones para recuperar la seguridad; ello no sólo sería incorrecto, sino irresponsable.

Pero veamos a qué afecta la queja mañanera del Capitán de la 4ª,  que vuelve a hacer uso de la parafernalia para mantener la tensión de los ciudadanos y la opinión pública y publicada, una más que se suma, por ejemplo, a su preocupación por el mundo de los twitter, donde imagina épicas batallas, con aprecio más de la forma que del fondo.

Si tomamos como referencia el Decreto y su actividad diaria, lo que se aporta en las mesas es básicamente el informe de la incidencia delictiva del día anterior de parte de las diversas corporaciones, es decir, si tomamos en cuenta que el grupo nacional se reúne diario casi simultáneamente, estarían trabajando con hechos sucedidos 48 horas antes, reuniones para alimentar el mapa de calor.

Esto, a diferencia de las reuniones del Grupo de Coordinación Local, donde si bien se hace el informe semanal, también se realizan las observaciones a lo sucedido, se generan acuerdos entre instancias federales y estatales para mejorar y corregir, contener y atacar los hechos delictivos y sus agentes de violencia. Ahí no sólo se habla de números sino de acciones y el esfuerzo conjunto que, aún con los retos, hay que reconocer al ejército, corporaciones federales, estatales, metropol, y a la Fiscalía. Ahí el delegado del Centro Nacional de Inteligencia hace seguimiento de ello.

El Gobernante en esa mesa asume su responsabilidad, propiciando el entendimiento, la colaboración y la gestión para que lo que la seguridad requiere tenga el soporte suficiente, apoyando no sólo lo local sino lo federal en aras de avanzar en este reto que aqueja todos.

Lo deseable, lo realmente disruptivo sería que en las mesas, en caso de haberlas, se hicieran operativas las indicaciones que se envíen para corregir la realidad del parte.  Los integrantes del Grupo de Coordinación local informan constantemente, dan la cara y asumen sus riesgos y responsabilidades. ¿Cuándo veremos esto de parte de los miembros de la Mesa?

Lo disruptivo sería no hacer viajar largas distancias a los presidentes municipales para estar muy de mañana a asistir a una entrega de números, sino ver qué indicaciones y apoyos tendrán para fortalecer a sus policías, Eso sí que aportaría.

 

Del Decreto seguimos comentando.


Los comentarios están cerrados.