REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se comprometió a limpiar las organizaciones policíacas de elementos con nexos con el crimen organizado, como lo ordenó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Tenemos que limpiar a todas las corporaciones de aquellos elementos que con sus complicidades con el crimen organizado han terminado por desprestigiarlos.», advirtió.

«Hoy (ayer) en la mañana recibí la instrucción del Presidente de revisar la integración de las instituciones de seguridad y separar del servicio a todos aquellos elementos que hayan construido una relación de complicidad política y han terminado en manos del crimen organizado como nos hemos enterado por la detención de un ex Secretario en Estados Unidos».

Tras la captura y detención en Estados Unidos de Genaro García Luna, Durazo aseguró que no se puede combatir al crimen organizado con el crimen uniformado.

El funcionario encabezó la ceremonia alusiva al 11 aniversario del Servicio de Protección Federal, ante cuyos elementos prometió que en 2021 se le podrá hacer frente «al tú por tú» al crimen organizado.

Afirmó, entonces, que el primer paso es comenzar por atacar la corrupción en las filas de la propia corporación.

«Es evidente que no podemos combatir al crimen organizado con un crimen uniformado», advirtió.
«No podemos combatir al crimen organizado y desorganizado, con instituciones de seguridad que no nos garanticen máximos de honestidad y de desempeño ético».

Durazo aseguró que con el despliegue de 140 mil elementos de la Guardia Nacional en 2021 «le podremos hablar al tú por tú al crimen organizado».

 

‘Para afuera’

En su conferencia matutina de ayer, el Presidente López Obrador aseguró que giró instrucciones para hacer una ‘limpia’ en el Gobierno federal y despedir a todos los funcionarios que estén vinculados a García Luna.

Sin pregunta de por medio, el mandatario anunció la decisión de iniciar una revisión del personal que laboró con el ahora exfuncionario durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

«Ahora, con lo de la detención de García Luna, ya giré instrucciones para que se haga una revisión en todo el Gobierno de quienes participaron, estuvieron, en el equipo de García Luna», señaló.
«Quienes después del Gobierno de Calderón pasaron de ese equipo al de Peña y llegaron hasta nosotros, si es que hay, pero si los hay y estuvieron actuando en este tipo de funciones, para afuera, para afuera».

El titular del Ejecutivo sostuvo que en su Administración no se permitirá la corrupción e insistió en que no está dispuesto a proteger a quienes son cercanos a él, incluida su familia.

«Nosotros llegamos aquí para cambiar las cosas. Y está escrito: no se tolera la corrupción, la impunidad ni de mi familia. Ya lo dije, me hago cargo de Jesús Ernesto porque es menor de edad solamente», expresó.


Los comentarios están cerrados.