Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque una empresa instalada en México no exporte a Estados Unidos o Canadá, podría estar acusada de violar los derechos laborales en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

De acuerdo a lo planeado en el protocolo modificatorio del Tratado, sólo porque una empresa produzca dentro de alguno de los tres países podría considerarse que viola los derechos laborales, refirió Ricardo Ramírez, presidente de la Comisión de Comercio y Políticas de Inversión de la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés).

«Un incumplimiento es ‘de una manera que afecte el comercio o la inversión entre las partes’ si involucra: (…)  a una persona o una industria que produce una mercancía o suministra un servicio que compite en el territorio de una parte con una mercancía o un servicio de otra parte», se lee en el protocolo modificatorio.

Como figura acusada, será el Gobierno del País el que se presentaría en el caso.

«El Gobierno mexicano va a tener que presentar, como demandado, que no hubo una falla que afectó el comercio, que la violación no afectó el comercio», dijo Ramírez en una sesión para analizar las actualizaciones del T-MEC.

Además, la empresa acusada, por ejemplo, de zapatos, tendrá que demostrar, a través del Gobierno, que no causó daño a la inversión.

«No nada más el estándar te dice que cualquier cosa que comercie (entra en posible violación de derechos laborales), sino que te crean una presunción en tu contra, es decir, el zapatero (empresario) tendría que demostrar que no afectó el comercio y la inversión», informó Ramírez.

Ley laboral

Al terminar su participación, Ramírez recordó que en México ya existen inspectores para la revisión de varios temas comerciales.

«En materia de comercio hay inspectores para cumplir reglas de origen, temas antidumping, normas sanitarias. Hay inspectores de Estados Unidos viviendo en México, vigilando que lo que se exporta de agricultura cumpla con las reglas sanitarias», señaló.

Consideró que uno de los grandes problemas para México es cumplir con el alto estándar que marca la reforma laboral.

«Para mí el problema es más el estándar, que es alto, y ahora vamos a estar obligados a cumplir las normas; el estándar laboral es muy alto, facilita el inicio de casos laborales, entonces lo que tenemos que hacer es ponernos las pilas, cumplir con nuestra ley laboral», afirmó.

Si bien Estados Unidos revisará que México cumpla con su ley laboral, dijo que también deberá ser a la inversa, pues el País debe estar pendiente de que se cumplan los estándares del Tratado en materia laboral y en territorio estadounidense, principalmente para los mexicanos que laboran en esa nación.

Por: Frida Andrade


Los comentarios están cerrados.