ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Benjamín de León Mojarro, director general de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ), advirtió que uno de los retos para 2020 es combatir la morosidad, ya que hay 8 mil tomas, lo que representa una fuga de hasta 3 millones de pesos mensuales.

En entrevista, aseguró que hay usuarios que deben meses e incluso años de servicio, con una pérdida de ingresos considerable, con los que se podría mejorar la red hidráulica.

“Esa morosidad, aunque sea de 9 por ciento y de las más bajas a nivel nacional, a la JIAPAZ le afecta”, aseveró.

Mencionó que por esta razón el ajuste a las tarifas dará margen de operación al sistema abastecedor, que no cuenta con un subsidio o presupuesto asignado. “Al no tener subsidio ni presupuesto, la JIAPAZ opera y se mantiene con recurso propio”.

Precisó que el aumento no sólo se destinará a pago de nómina, sino a la operatividad de todas las funciones que tiene la junta en cuatro municipios.

Enfatizó que el aumento en el recibo que ya fue aprobado se verá reflejado a partir del 1 de febrero y pasará de 108 pesos a 138 en la mayoría de los hogares. “Con esto se garantiza el pago a la comisión a la CFE y una parte importante se destinará al bacheo”, declaró.

En el rubro de bacheo, denunció que por la falta de recursos, la junta no ha podido realizar colocación de piso desde junio de 2018, por lo que reforzó la necesidad del aumento.

“Reparamos la fuga y rellenamos, pero no colocamos piso porque no tenemos recursos, por lo que lo convenimos con los presidentes municipales y ellos se comprometieron a hacer esa función”, expuso.


Los comentarios están cerrados.