REFORMA
REFORMA

NAUCALPAN.- En el primer trimestre del próximo año estará listo el informe final sobre el accidente aéreo en el que murieron la ex Gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y Rafael Moreno Valle, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

«Está ya todo el análisis de laboratorio. Simplemente falta el documento de redacción del informe final de las causas, que estará dentro del primer trimestre del próximo año», dijo Javier Jiménez Espriú, titular de la dependencia.

Indicó que una comisión de expertos se reunirán el 20 de enero para analizar los peritajes sobre la caída del helicóptero, luego de que concluyó la recopilación de las pruebas.

El 24 de diciembre de 2018, Alonso y Moreno Valle murieron al desplomarse el helicóptero Augusta modelo A109S matrícula XA-BON en el que viajaban sobre la comunidad de San Pedro Tlaltenango, tras salir de un helipuerto en la ciudad de Puebla.

Sobre la investigación del suceso, el secretario mencionó que lo único que quedó descartado es que se haya tratado de un atentado, ya que no se encontró en el lugar del accidente ninguna huella de algún explosivo o algo semejante.

«No se descarta nada, lo único que se descartó es que no hubo atentado», aseveró.

Cuestionado sobre las razones por las que una falla humana o una mecánica no han sido descartados, pidió esperar los resultados del documento final de la indagatoria.

Jiménez Espriú recordó que en la investigación participaron la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), la Junta de Seguridad de Transporte de Canadá, (TSB, por sus siglas en inglés), la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea, la Agencia Nacional de Seguridad de Vuelo (ANSV) de Italia, así como los investigadores de fabricantes de motores.

El pasado 9 de octubre Espriú afirmó que el informe final sobre el accidente aéreo se publicaría en noviembre, lo cual no sucedió.

Los únicos avances que la dependencia ha proporcionado indican que la posición en la que cayó el helicóptero fue poco común, ya que se registró de manera casi vertical.

Además, la inspección a los dos motores, así como de los componentes involucrados en los controles de la aeronave, evidenció que los daños y rastros que presentan denotan haber estado en buen funcionamiento al momento del impacto.

Azucena Vásquez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.