STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

La zona de la Plaza Bicentenario está repleta de gente y también de comerciantes. La tarde de este lunes, autoridades del municipio de la capital, del área de Plazas y Mercados, intentan a toda costa evitar que invadan la calle más de lo debido, pese a la renuencia de los comerciantes.

“En ese acuerdo no quedamos”, le dijo el inspector a una de las comerciantes que se ubicó justo en la curva de salida hacia la Plazuela de Zamora, y que al parecer se colocó fuera del límite establecido.

Tras una breve discusión, al rededor de seis policías lograron mover hacia atrás el puesto de chocolates y arreglos para regalo, ante la inconformidad de la vendedora, quien exigía que a todos se les diera el mismo trato.

Lo cierto es que toda la Plaza Bicentenario y las calles que continúan hasta el Arroyo de La Plata lucen por completo desordenadas por la invasión del comercio ambulante.


Los comentarios están cerrados.