ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Este será el sexto año en que Alejandro Guerrero dé vida a Santa Claus, personaje por el que ha recibido el cariño y admiración de cientos de niños, pero también ha sido conmovido con historias de vida y deseos que van más allá de un juguete.

Durante la víspera navideña se mete de lleno en su papel, se prepara y toma su lugar en el trineo al pie del pino navideño de un importante centro comercial.

“Nunca pensé que una persona sin conocerme llegara con tanta familiaridad conmigo, me diera un beso, un abrazo y para mí es muy gratificante ver caritas felices”, aseguró a NTR.

Diario escucha las peticiones de los pequeños que se acercan para tomarse una foto con él, las cuales van desde juguetes o aparatos electrónicos hasta deseos que le han movido sentimientos.

Mencionó que en una ocasión estaba un grupo de 12 niños, quienes le pedían una camiseta del futbolista Cristiano Ronaldo, una Tablet, un videojuego, hasta que de entre todos, una niña le pidió un pollo.

Él creyó que un pollito como los que venden en las ferias, pero cuál fue la sorpresa cuando la pequeña le dijo: “quiero un pollo rostizado, es que no sé a qué sabe”.

Aseguró que como este deseo inocente, que va más allá de un simple juguete, hay muchos más: “este tipo de cosas te pegan enormemente, niños preguntándome que por qué yo, siendo Santa Claus, permito que su papá le pegue a su mamá o piden que su abuelito se cure de cáncer”.

A pesar de interpretar a un personaje de fantasía, no deja de perder la sensibilidad, las historias no dejan de conmoverlo y hay niños que le dejan una gran lección.

Los pequeños pasan por su trineo y gritan: ¡adiós, Santa!, les regresa el saludo y recibe nuevamente las peticiones de otros pequeños a quienes les dice que para hacer un pacto con él se necesitan cumplir cuatro cosas: hacer caso a sus padres, comer sanamente, acudir a la escuela con la mejor actitud y no pelear ni con hermanos, primos y compañeros.

Alejandro, que se vuelve Santa Claus, siempre agradece la confianza de los padres, ya que aseguró es algo muy difícil en estos tiempos modernos y envió un mensaje: “Feliz Navidad y recordemos que a un niño sólo se le toca el corazón”.


Nuestros lectores comentan

  1. Es. El. Personaje. Más. Vivo. Que pudede tocar los corazones más. Sensibles Asta. El. Corazón más. Duro un. Abrazo. Con. Todo. Cariño y. A. Presio a. Mi. Santa