ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

Los globos provocan un alto daño al medio ambiente desde su elaboración, por lo que se debe evitar su uso en eventos masivos o para enviar cartas a los Reyes Magos, planteó la activista y ambientalista Estrella García Araujo.

Durante la inauguración de la Villa Navideña, del Circo Navideño y de la Encantada Navidad, en el parque La Encantada, gobierno del estado regaló cientos de globos con helio, que fueron soltados para luego, en algunos casos, terminar en las copas de los árboles.

García Araujo, licenciada en Biología con maestría en Educación Ambiental y Sustentabilidad por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), explicó que para la generación de estos plásticos es necesaria mucha agua y recursos naturales. “Después el niño hace la carta, la suelta y la mayoría de los desechos caen en selvas, ríos y océanos”.

Agregó que “las tradiciones momentáneas, como enviar la carta al Niño Dios, a Santa Claus o a los Reyes con globos, deben de cambiar para disminuir nuestro impacto ambiental”.

Asimismo, hizo énfasis en la importancia de concientizar a los menores, pues este tipo de actividades generan una emoción temporal, pero su impacto en el planeta dura cientos de años.

Agregó que estos desechos llegan incluso a convertirse en comida de animales, lo que ocasiona una serie de daños mayores.

“Los microplásticos nos afectan porque al final los peces se alimentan también de ellos y después nosotros los comemos, lo que se vuelve un problema muy grande”.

Por lo anterior, sugirió cambiar estas prácticas por alternativas más amigables con el medio ambiente y que no generen una alta contaminación.

En 2011 nació la organización no gubernamental Balloons Blow, en Florida, Estados Unidos, que se encarga de concientizar mundialmente sobre el peligro de utilizar globos, aun si son anunciados como biodegradables.

En su portal balloonsblow.org se lee: “todos los globos liberados, incluidos los comercializados falsamente como ‘látex biodegradable’, regresan a la tierra como basura, matan innumerables animales y causan cortes de energía peligrosos”.

Esta organización no es la única enfocada a dicha labor; en redes sociales son muchos los grupos ambientalistas que invitan a cambiar estas costumbres y a fomentar en las nuevas generaciones conciencia ambiental.

Por su parte, la bióloga expresó que en estas fechas decembrinas las familias deben reflexionar su uso de plásticos y desechables de unicel, así como su producción de basura.

Puntualizó que, a pesar de haber alternativas biodegradables, siempre será una mejor opción no generar residuos sólidos, ya que su elaboración exige recursos naturales.

Recomendó la utilización de cubiertos, vasos y platos que sean lavables, y cuya duración es más larga, para así disminuir la huella ecológica en el planeta.

 


Los comentarios están cerrados.