Reforma
Reforma

Cd. de México.- México no acepta ser un país de tránsito migratorio, sentenció la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

«El Gobierno de México está muy abierto, interesado, de ser un país hospitalario, de ser un país refugio, y los migrantes que decidan quedarse en nuestro país a trabajar, a tener un estatus migratorio, bienvenidos», dijo.

«Los que únicamente quieren que México les dé un salvoconducto o que sea un país de tránsito, nosotros eso no lo estamos aceptando».

Advirtió que quienes quieran simplemente cruzar por México serán invitados a sumarse a los programas sociales del Gobierno y, si no lo aceptan, serán regresados a sus países.

En conferencia de prensa, también rechazó que México se haya convertido en el muro fronterizo que prometió el Presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Argumentó que el número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera sur de Estados Unidos bajó, pero que se encuentra a niveles similares a los de los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón.

«Estamos volviendo al número histórico, entonces me pregunto por qué nos están diciendo que estamos siendo el muro, cuando históricamente en los tres sexenios anteriores era más o menos el número de migrantes detenidos en los Estados Unidos», planteó.

«Volvimos a los números históricos, entre 40 y 50 mil (detenidos), y lo más que llegaros los picos fue a 60 mil; se nos disparó a 144 mil en mayo».

Por: César Daniel Martínez Cisneros


Los comentarios están cerrados.