ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Durante estas fechas, decenas de personas viven un momento único en la Central de Autobuses, al reencontrarse después de poco o mucho tiempo con algún ser querido, que con motivo de las fiestas decembrinas viajan al estado para reunirse con la familia.

Algunos ansiosos, otros emocionados con sonrisas de lado a lado en sus rostros, incrédulos porque ante su mirada, a pocos pasos, se aproxima algún hijo o nieto que no han visto en años, preparado para el anhelado abrazo de felicidad y bienvenida. Es parte de las postales que se observan en los pasillos y sala de espera de la Central.

El sonido de las llantitas que arrastran maletas es permanente en los andenes; personas como Ana no dejan de ir y venir sobre un mismo lugar, para matar el tiempo mientras llegan por ellas.

Ana viajó desde Monterrey, Nuevo León. Es la primera vez que viaja sola, ya que sus padres llegaron días antes a Zacatecas, y aunque el viaje le pareció pesado, pues duró más del tiempo estimado, afirmó que valió totalmente la pena, ya que viene a disfrutar por cinco días de la comida de su abuela y la compañía de sus primas favoritas.

La familia Guzmán viajó durante seis horas desde Guadalajara, Jalisco, para visitar a la Abuela. Tienen seis años viviendo en la Perla Tapatía y en cada oportunidad tratan de visitar a su madre; sin embargo, desde el año pasado el señor José Guzmán no la ha visto.

Se vieron por última vez en la pasada convivencia de Año Nuevo, ya que durante el año, por cuestiones económicas, resultó difícil viajar a la tierra natal. Pero este domingo por fin se reúnen para ponerse al día de todo lo ocurrido en 2019 y convenir cuál será la cena especial para iniciar con éxito el 2020.


Los comentarios están cerrados.