REFORMA
REFORMA

Cd. de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció el acto de humildad del Papa Francisco, quien ofreció disculpas luego de dar un manotazo a una mujer mientras saludaba a fileles en la Plaza de San Pedro.

En su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el Mandatario dijo que aunque estaba de vacaciones se enteró del  incidente ocurrido al Pontífice, quien, aseguró, reaccionó como cualquier ser humano.

«Me dio mucho gusto que ofreciera disculpa, con humildad, al día siguiente, es que somos seres humanos, y que nadie diga, no he perdido la calma o he abandonado la cordura. Hay cosas que se presentan, y cualquier ser humano reacciona así, todos, que nadie diga yo no actúo de esa manera», expresó.

«Yo, de suerte, solo una vez, hace poco, que me jalaron el brazo y estuvo a punto de que se lo llevaran. Porque jalan, hay euforia, pero el Papa hizo muy bien».

Tras oficiar la última misa de 2019, mientras saludaba a asistentes a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Papa Francisco dio un manotazo a una mujer que le agarró la mano y lo jaló hacia ella.

Ayer, el Pontífice ofreció excusas por perder la paciencia y el mal ejemplo que dio durante su encuentro con la mujer.

«A veces para las fotos lo agarran a uno así (describe cómo) y hasta truena, pero así son las cosas. Me dio mucho gusto, mucho gusto que ofreciera disculpa, es que, como él mismo lo mencionó, hay que tener mucha paciencia», añadió el Presidente.

Érika Hernández
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.