REFORMA
REFORMA

Cd. de México.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) pidió a la Suprema Corte de Justicia invalidar múltiples porciones del Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, incluidas las que regulan temas de austeridad y remuneraciones.

El órgano autónomo presentó el 27 de diciembre una ampliación de la controversia constitucional que promovió contra el PEF de 2019, ahora para impugnar treinta porciones de seis artículos del PEF de 2020, así como siete fracciones del Anexo 23, donde se fijan los salarios del Presidente de la República y de los funcionarios del propio Inegi.

La Comisión de Receso de la Corte pidió hoy al organismo aclaraciones técnicas sobre la ampliación de demanda, antes de resolver si será admitida a trámite.

En 2019, el Instituto cuestionó ante la Corte la reducción que la Cámara de Diputados le aplicó a su solicitud presupuestal, que calificó de violatoria a su autonomía Constitucional, y además impugnó la baja salarial a sus altos funcionarios, resultado del recorte de remuneraciones al Presidente de la República.

En esa demanda, también se pidió invalidar aspectos de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que a diferencia del PEF de 2019, sigue vigente.

La nueva demanda, contra el PEF de 2020, no es por un recorte presupuestal. Por el contrario, el Inegi tuvo un aumento de 36.6 por ciento y contará con 16 mil 572 millones de pesos, ya que este año levantará el Censo de Población y Vivienda.

Lo que se reclama en la ampliación de demanda son los artículos 14, 16, 18 y 19 del Decreto del PEF 2020, así como los transitorios Tercero y Vigésimo Segundo, que fijan lineamientos en materia de adquisiciones, ejercicio presupuestal, austeridad, salarios y otros temas de ejecución del gasto.

En la parte salarial, se impugnan los anexos 23.1.2 y 23.1.3, donde se fijó el ingreso neto anual del Presidente de la República en un millón 716 mil pesos, así como todos los puntos del Anexo 23.14, donde el tope para el presidente del Inegi quedó en un millón 615 mil pesos.

Es previsible que en los próximos días, otros órganos autónomos que se inconformaron por las reducciones salariales y presupuestales de 2019, volverán a acudir a la Corte, pues el PEF de 2020 nuevamente fijó a sus funcionarios topes de ingresos mucho menores a los que tenían en 2018.

Víctor Fuentes
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.