MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM

José Luis Guardado Pérez, economista y académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), expuso que el problema de la Mina Peñasquito es “sumamente complejo”, pues están de por medio cuestiones, incluso, de política exterior mexicana e intereses de empresas de clase mundial, todo esto en un contexto del atraso de la economía local.

Con relación a la problemática que ha registrado la empresa minera a lo largo de 13 años, el especialista subrayó que, como zacatecanos, deben valorar en qué medida debe aceptarse la generación de empleos a cualquier costo, porque también debe valorarse que las empresas mineras, como Peñasquito, generan costos sociales y ecológicos, entonces sería válido que, en aras de conservar empleos o se abran más, “no nos limitemos a aceptar cualquier condición”.

Precisó que se está obligado a valorar que el desarrollo económico implica ciertos sacrificios, por tanto, debe revisarse hasta qué punto, pues no puede pasarse por encima de los derechos de la gente, como la disposición de agua saludable para su consumo.

De ahí la importancia de encontrar equilibrios que permitan la operación de las empresas, pero que el costo ecológico y el costo social no sean muy elevados.

Comentó que las demandas de la gente son legítimas, así como la empresa, apegándose a los términos que marca la ley, debe poder funcionar y operar y tiene derecho a las utilidades que, como empresa de lucro, busca.

Por ello debe atenderse la plena vigencia de la ley que aplica en estos casos, tanto para los derechos de la gente, de los habitantes de la región como para los derechos de la empresa, añadió.

“Sería muy lamentable que la empresa se fuera porque no logran ponerse de acuerdo con la gente, se perderían empleos, perdería la gente”, precisó.

“Debe encontrarse el justo equilibrio entre el respeto a los derechos de la gente, la generación de empleos para la gente local y que la empresa opere con todas las garantías que le debe dar el estado de derecho”.

Dijo que le extraña que las diferencias no las resuelven en términos del estado de derecho, recurren a medidas de fuerza y amenazas, como si no existieran las leyes.

El especialista puntualizó que uno de los grandes problemas que explican el atraso económico en Zacatecas es la raquítica vigencia del estado de derecho, en Zacatecas no se respeta ni la Ley de Tránsito y a eso se le añade la inseguridad, nos damos cuenta dijo, que en Zacatecas la vigencia del estado de derecho es pobre.

“Tan es pobre, que los conflictos se tienen que resolver con medidas de fuerza, cierran el bulevar, toman las instalaciones o ciudad gobierno, porque el marco legal o es insuficiente, o no se aplica”.

“Por tanto, aplicando la legislación vigente y generando las leyes que se requieran, la empresa puede funcionar con plenas garantías y los habitantes tener sus derechos a salvo”, aseguró.

Con relación a los empleos otorgados por la empresa minera Guardado Pérez expuso que las fuentes de trabajo generados por la mina son muy importantes, considerando además que de las empresas de clase mundial que hay en Zacatecas, Peñasquito es de las más importantes, todo esto debe reconocerse, sostuvo.

Sobre todo, dijo, en una región como Mazapil, donde la pobreza y el atraso son crónicos, el impacto que tienen estos empleos y el impacto que genera una mina como Peñasquito son muy significativos.

Esto hace que el problema sea sumamente complicado, naturalmente que una situación como la que se tiene en Zacatecas tan raquítica en el empleo, en la presencia de empresas grandes y de empresas de clase mundial, “cualquier número de empleos es significativo en Zacatecas, si son 100 o 300”, añadió.

“Lo anterior, porque la capacidad para generar empleos de nuestra economía está muy abajo, es muy pobre, por lo tanto, esto crea un contexto donde cualquier empresa que genera empleos es significativa”, finalizó.


Los comentarios están cerrados.